Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos acusan a Enseñanza de negar aulas de FP al sector público y de favorecer al privado

Varios centros públicos de Formación Profesional (FP) están facilitando datos de sus alumnos preinscritos en centros privados, según CC OO. El responsable de FP de este sindicato, Jesús Martínez, y Jaume Graells, de UGT, aseguraron que hay un número importante de ciclos formativos ofertados en la preinscripción de los centros públicos que finalmente no han sido autorizados por Enseñanza. El argumento para denegarlos ha sido falta de matrícula, pese a que en muchos casos se superaba la cifra de 10-12 alumnos que exige como mínimo la normativa vigente.

"Los alumnos preinscritos en estos ciclos han recibido luego llamadas de centros privados para ofrecerles matricularse en los mismos cursos", afirmó ayer Martínez, "lo que significa que ha habido un traspaso de datos a los centros privados". "Ha habido una clara restricción de la oferta por la vía de no autorizar algunos ciclos cuando tenían demanda suficiente para realizarlos", corroboró Jaume Graells, responsable de Enseñanza de UGT. Ambos sindicatos aseguraron además que muchos centros de FP de grado medio, que debían empezar hoy las clases, no podrán iniciar el curso con normalidad en la fecha fijada. "Empezarán el día 21 junto con los centros de grado superior", afirmó Graells de UGT.

En julio del año pasado los sindicatos y el Departamento de Enseñanza firmaron un acuerdo que garantizaba las plantillas necesarias para los nuevos ciclos formativos. "El Departamento está incumpliendo este pacto" afirmó Martínez "y modifica unilateralmente la normativa con criterios poco claros" sobre desdoblamientos de grupos (cuando hay demasiados alumnos por aula y se dividen). Así pues, según los sindicatos, los centros no tienen todavía las plantillas definitivas asignadas y no han recibido las nuevas instrucciones sobre organización escolar, por lo que no han podido cerrar todavía los horarios.

Ambos sindicatos se mostraron escépticos sobre la resolución de matriculación, que de acuerdo con Enseñanza ha garantizado que los inmigrantes no se concentren en unos pocos centros. Consideran que los datos facilitados por la consejera, Carme Laura Gil, sobre el reparto de alumnos inmigrantes no son representativos, ya que hay muchos más centros. La consejera respondió que "el proceso de matriculación en las escuelas concertadas es tan transparente como en las públicas" y que los datos sobre matriculación escolar son los facilitados por las comisiones de matriculación, que son representativas de todo el sector de la enseñanza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de septiembre de 2000

Más información

  • Varias decenas de centros que imparten ciclos formativos no podrán comenzar con normalidad