Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva maternidad costará 2.000 millones menos

El próximo 20 de septiembre, la Comunidad de Madrid pondrá la primera piedra del nuevo hospital materno-infantil Gregorio Marañón. El plazo de ejecución es de 27 meses y el presupuesto será de 8.565 millones, casi 2.000 menos de la cantidad inicialmente prevista, según aprobó ayer el Consejo de Gobierno.La obra ha sido adjudicada a la unión de empresas formada por ACS y FCC. El nuevo hospital se situará en la manzana comprendida entre las calles O'Donnell, Doctor Esquerdo, Doctor Castelo y Máiquez. Tendrá 41.000 metros cuadrados de superficie distribuidos en siete plantas, con un total de 289 camas (119 de pediatría, 156 de obstetricia y ginecología y 14 de la UCI de pediatria) y 56 cunas. El centro materno-infantil contará con un túnel que lo comunicará con el hospital Gregorio Marañón, con el que compartirá algunos servicios y tendrá un aparcamiento subterráneo dentro del mismo complejo.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid también adjudicó ayer a Ferrovial las obras de construcción de la Gran Vía de Villaverde, que tendrán un presupuesto de 7.795 millones y un plazo de ejecución de 22 meses.

Según Ruiz-Gallardón, esta obra unirá el este y oeste del distrito con un tramo de 3,1 kilómetros. El presidente de la Comunidad explicó que esta vía pasará por encima de las líneas del ferrocarril y "permitirá al municipio estar conectado en lugar de dividido por las vías del tren, como pasaba hasta ahora". Esta obra también tendrá como objetivo eliminar el impacto acústico provocado por el paso del ferrocarril.

Ruiz-Gallardón señaló que la Gran Vía de Villaverde "no será una vía rápida ni una autopista". La avenida estará regulada por cuatro rotondas y numerosos semaforos para facilitar el paso de los peatones. Los estudios del proyecto afirman que tendrá un tráfico local lento. La nueva avenida arranca de la calle Domingo Párraga, frente a la estación de Villaverde Alto, y finaliza al sobrepasar la estación de Villaverde Bajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de septiembre de 2000