Cartas al director
i

Atentados y homenajes

Escribo para opinar sobre la situación a la que se está llegando con el terrorismo de ETA. El domingo, mientras leíamos mi marido y yo el períodico, nos enterábamos del nuevo y atroz atentado de la banda.Estábamos mirando una fotografía de una de las concentraciones en homenaje a uno de los cuatro terroristas muertos. La escena nos estremeció. La razón: descubrir que no se trata sólo de jóvenes, sino que en la foto aparecían señoras y señores de cincuenta o sesenta años congestionados de la ira mientras gritaban en pro de los terroristas. Y ambos pensamos lo mismo: es descorazonador saber que estos últimos son los que alientan a los jóvenes a que sigan en la línea de la violencia, en la línea de crear el terror a costa de los demás.

Sólo y cuando éstos aprecien que la vida vale más que la muerte y se lo inculquen a sus cachorros, sólo entonces, esto acabará. Mientras, los demás nos afanaremos en creer en las libertades y en la democracia, algo que nos enseñaron a su vez nuestros progenitores.- No quiero extenderme mucho sobre el tema del homenaje al etarra Rementeria, sólo decir que lo considero clara y llanamente apología del terrorismo e incitación a la violencia. También quería opinar sobre el asunto de las amenazas y presiones al señor Ángel Kareaga; admito y comprendo que su decisión haya sido tomada por esas coacciones en ese momento, pero también considero que, ya que admitió que su decisión fue tomada bajo esas condicionantes, debe dimitir con la mayor brevedad posible, pues está claro que de ahora en adelante en cualquier momento que pueda surgir otro caso similar o de índole que involucre a los violentos, etarras, asesinos y demás, tendrá el mismo problema, el de no poder tomar una decisión con libertad y en base a su criterio personal. Creo que es cuestión de ética, y si no, cómo podremos pedir a los ciudadanos colaboración ni exigir a los jueces ni a los cuerpos de seguridad del Estado que realicen su labor.- Pedro Romero. ¿Hasta cuándo? Tengo 17 años, y desde siempre ETA ha estado ahí. El día 20 ETA mató a dos guardias civiles, que, como todas las víctimas, eran inocentes. ¿ Hasta cuándo, se pregunta mucha gente, durará esta sinrazón, que hace que gente de mi edad ya apoye la pena de muerte, que tantos años costó abolir?- Alejandro Pérez Terrer. Huesca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de agosto de 2000.

Lo más visto en...

Top 50