Bichos al alcance de la mano

El Museo Valenciano de Historia Natural exhibe este verano una colección de animales vivos

Juan Torres Sala y Siro de Fez Sánchez compartían una pasión poco frecuente en la España de comienzos de siglo: coleccionar pequeñas bestias, insectos el primero, moluscos el segundo. Juntos emprendían excursiones a Calpe cuando llegar allí desde Valencia era poco menos que una aventura. Torres Sala coleccionó mariposas y escarabajos; y cuentan que la afición de don Siro fue más allá de los caracoles y en su juventud recopiló "besos de artista", huellas de carmín que como pétalos de rosa encerraba en un papel plegado.El Museo Valenciano de Historia Natural, inaugurado en 1978 y dirigido por la Fundación Torres Sala, alberga la colección de Entomología (ciencia que estudia los insectos) y la de Malacología (disciplina que investiga los moluscos) de estos dos aficionados naturalistas. Desde sus modestas instalaciones del Paseo de la Pechina, este peculiar museo (abierto todas las mañanas de agosto) propone además a niños y adultos una visita guiada e interactiva por el mundo de los seres vivos. Pone al alcance de las manos infantiles serpientes de vistosos colores; insectos palo de la India; caracoles africanos; gigantescas cucarachas de Madagascar (el que se atreva); lagartos exóticos; una colección de orugas vivas junto al adulto correspondiente (la mariposa) o una fascinante preparación al microscopio del tracto intestinal de una termita. A los papás y mamás se les aconseja ir sin prisas y con tiempo por delante.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS