Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA DE ETA

Un 'comando' itinerante de ETA mató a Casanova

La Delegación del Gobierno en Navarra, a través de su titular, José Carlos Iribas, reiteró ayer que las primeras investigaciones policiales sobre el atentado de Berriozar conducen a la hipótesis de que ha sido obra de activistas de ETA llegados a Navarra desde otra provincia. "No hay indicio alguno de que el comando Nafarroa esté reconstituido", aseveró Iribas, quien confirmó que el subteniente asesinado no estaba en ninguna lista de amenazados por los terroristas.No obstante, el ministro de Defensa, Federico Trillo, al igual que responsables policiales, no descartan al cien por cien que ETA haya podido recomponer su comando Nafarroa durante la tregua y que disponga de al menos dos terroristas liberados (a sueldo) encargados de ejecutar los crímenes en esta región.

Lo que todas las fuentes consultadas dan por seguro es que la banda posee un buen número de colaboradores en tareas de información, encargados de seguir los pasos de las víctimas y preparar el terreno de los pistoleros. Se sospecha también que los asesinos pueden disponer de al menos un piso franco en el que refugiarse en Pamplona.

La localidad de Berriozar seguía ayer convulsionada. Se trata de un pueblo en el que EH fue la fuerza más votada en las últimas elecciones municipales (800 votos en una localidad de 5.000 habitantes) y de su estructura local, muy activa en el conjunto de la izquierda abertzale navarra, han salido destacados dirigentes como Pernando Barrena o Jaime Iribarren.

La tensión vecinal se ha incrementado mucho. Todos se preguntan quién ha transmitido a ETA la información precisa. En el pleno del pasado miércoles, un asistente interrumpió al edil de EH para espetarle sobre quién había facilitado datos para cometer el atentado.

Además, los partidos de la oposición sospechan que EH podría haber presionado al alcalde, José Manuel Goldaracena, para evitar su dimisión o un pronunciamiento político personal. Un concejal de Berriozar, que pidió no ser identificado, señaló a este diario que el alcalde le manifestó, antes del pleno del jueves, que se encontraba "muy atado" políticamente y que llegó a decir: "Yo lo dejo". El alcalde y su grupo mantuvieron una reunión urgente tras la sesión con el portavoz parlamentario de EH en Navarra, Pernando Barrena, vecino de Berriozar.

El PSN ha propuesto formar un Gobierno municipal alternativo de la oposición para arrebatar la alcaldía a EH.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de agosto de 2000