Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior ordena revisar en toda España los expedientes de chinos con certificados emitidos en Cádiz

"Colaboración por amistad"

El grupo de Extranjería de Madrid envió ayer a las comisarías de España una circular que ordena paralizar los expedientes de regularización de inmigrantes chinos que presenten certificados, de empadronamiento o de convivencia, expedidos por la oficina del padrón de Cádiz, donde trabajaba José Antonio G.C., detenido como supuesto autor de la falsificación de hasta un centenar de estos documentos. El funcionario, en libertad con cargos, fue suspendido ayer de empleo y sueldo de forma cautelar. La Junta de Personal ha practicado gestiones ante el secretario municipal y ante el concejal de Personal para evitar el más que probable despido del trabajador.Las investigaciones policiales limitan, de momento, a un centenar de casos los documentos falsos detectados y siempre en relación con inmigrantes chinos. No obstante, el subdelegado del Gobierno en Cádiz reconoció: "No sabemos hasta dónde han podido llegar los certificados". "En los círculos de inmigrantes chinos en España, y posiblemente a través de algunas organizaciones, se había extendido la idea de que era fácil comprar la documentación en Cádiz. Lo que ha funcionado es el boca a boca", explicó.

La mitad de los certificados expedidos en Cádiz se corresponde con personas que nunca han pisado la ciudad. Del resto, 38 están empadronados en la misma dirección, Plaza de San Juan de Dios, 5; y 13 de ellos en Plocia 7. Otras direcciones se corresponden con un restaurante oriental y el domicilio de un empresario conocido como Pepe El Chino, a quien se atribuye una importante influencia en la comunidad oriental en Cádiz.

La dirección de San Juan de Dios es contigua a la sede de la Casa de Galicia en Cádiz, cuyo secretario es Manuel Bueno, el comercial detenido y puesto en libertad con cargos como supuesto enlace de los chinos con el empleado municipal. A la Policía Autonómica le constan varias denuncias anónimas sobre la celebración de partidas de cartas y actividades de apuestas en esa casa regional.

Testimonios conocidos ayer confirmaron la presencia "diaria" de Manuel Bueno en el Ayuntamiento de Cádiz, sede con la que parecía "muy familiarizado", según la portavoz del PSOE, María de la O Jiménez, quien coincidió con la opinión del teniente de alcalde de Personal, José Blas Fernández (PP).

Manuel Bueno afirmó ayer que "colabora con los chinos desde hace 13 años por amistad" y que su trabajo como vendedor de máquinas de hostelería le facilita el contacto con estos inmigrantes. Insistió en que su ayuda era altruista y que no pertenece a ningún tipo de grupo u organización mafiosa.El supuesto implicado pidió ayer la baja voluntaria como militante del PP. A primeras horas de la mañana ya estaba tramitada en Madrid. "Es una decisión personal que le agradecemos, porque no quería que se implicara para nada al partido", dijo ayer la presidenta provincial del PP, María José García Pelayo, quien sostiene que se trata de un simple militante de base, aunque fue interventor de mesa en las últimas elecciones. Otras fuentes del PP le confieren un papel más activo en la captación de militantes.

El PSOE, a partir de la militancia de Manuel Bueno en el PP, "sospecha" que el equipo de gobierno "no se esta informando de toda la verdad".

La unidad policial que interviene en el caso está investigando las actividades de un negocio de exportación e importación, propiedad de un empresario chino, localizado en Chiclana (Cádiz). El número de teléfono de este establecimiento fue intervenido entre los objetos personales del empleado municipal detenido. Éste había declarado a la policía que sólo modificó 13 expedientes y que lo hizo por altruismo, así como negaba tener relación alguna con cualquier organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 2000