Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FLAMENCO

Conmemoración del primer festival de Arcos

,Arcos de la Frontera conmemoró el pasado viernes el aniversario de su primer Festival Flamenco, celebrado en 1961. La organización tenía preparada una edición muy especial, con muchos de los artistas que tomaron parte en el certamen original y otros que venían a cubrir el lugar que dejaron los que ya no están.

Curro Malena, al cante, y Pascual de Lorca, al toque, abrieron el espectáculo. El de Lebrija, por malagueñas, fandangos, seguiriyas y bulerías, tuvo una discreta intervención. Miguel Pajuelo, El Piconero de Arcos, actuó acompañado de Miguel Chamizo, pero tampoco su actuación tuvo nada de especial, a excepción de unos tangos personales a los que denominó tangos-carceleros.

El hijo y heredero de Fernando Terremoto, Fernando Fernández Pantoja, salió acompañado de Parrilla de Jerez y tuvo una de las actuaciones más inspiradas en la noche del viernes. Tras su actuación, le llegaría el turno a Mariana Cornejo y Pascual de Lorca. Mariana estuvo en su línea habitual y sobresalió en la interpretación de la caña.

Durante el descanso se entregaron placas conmemorativas y la medalla de oro del festival a tres de los artistas que participaron en la primera edición: María Vargas, Angelita Gómez e Isidro Sanlúcar

María Vargas subió al escenario en compañía de Parrilla de Jerez al toque y Ana Parrilla, Angelita Gómez y Juana la del Pipa al compás. La actuación de la sanluqueña careció de la más mínima inspiración y estuvo muy lejos de su nivel habitual. Así se llegaba al fin de fiesta. Todos los artistas se subieron al escenario para cantar y bailar por bulerías.

En fin, la eterna historia de lo que pudo haber sido y no fue, aunque el esfuerzo de la organización fue indudable y digno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de agosto de 2000