Valencia deja de ser ciudad de paso con un 15% de incremento en las pernoctaciones

Valencia ha dejado de ser una ciudad de paso. Así lo afirman las cifras que maneja el organismo Turismo Valencia Convention Bureau. Las pernoctaciones en la ciudad se han incrementado en un 15% y el número de viajeros, 398.000, supone un crecimiento del 11%, durante el primer semestre de este año frente al mismo periodo en 1999. Aunque la oferta cultural veraniega sigue bajo mínimos, nuevas iniciativas turísticas, la apertura del Palacio de Congresos o la construcción de prestigiosas infraestructuras, como la Ciudad de las Artes y las Ciencias, parecen haber dado un impulso a la urbe.

Más información

Este "momento dulce" que vive la ciudad se debe a una combinación de factores: la transformación de los espacios culturales y de ocio y una adecuada promoción turística de la ciudad, según José Salinas, director de Turismo Valencia Convention Bureau. Durante el primer semestre del 2000, se ha registrado en Valencia, una ciudad tradicionalmente poco atractiva para el turismo, un incremento del 11% de viajeros frente al 4% del conjunto de España.Las cifras, "espectaculares y esperanzadoras" en palabras de Salinas, ratifican la tendencia al incremento de turistas que mantiene la ciudad en los últimos cuatro años, un 76%. Desde 1996 se han doblado casi el número de pernoctaciones (895.000 en 1996 frente a las 1.592.000 con que se prevé cerrar el presente año). Algo similar sucede con el número de viajeros, que de 472.000 en 1996 se cree que llegarán a 820.000 al final del ejercicio turístico.

Cada vez es más habitual para los valencianos escuchar a los turistas hablando lenguas extranjeras en sus paseos por la ciudad. De 67.000 visitantes que recibió Valencia en el mes de junio, el 33% eran extranjeros. Un tercio de las 130.000 pernoctaciones en la ciudad las generaron ciudadanos de fuera de España. La duración media de estas estancias fue de 2 días, muy cerca de las que registran Barcelona (2,3 días) o Madrid (2,2 días) y superior a la de destinos tradicionales como Sevilla. El futuro es, si cabe, más halagüeño, pues se prevé que a finales de este año, el número de extranjeros que visiten la ciudad se incremente en un 21% respecto de 1999.

Valencia, antaño vacía de nativos y extranjeros durante el mes de agosto, ha pasado a verse incluida en los paquetes turísticos de las agencias. El operador turístico británico Cresta Holidays, que funciona como una mayorista a través de una red de 7.200 agencias de viajes británicas, incluye Valencia en su catálogo, con una tirada de seis millones de ejemplares.

¿El motivo del éxito? Aunque la oferta cultural de Valencia durante el verano, con excepción de los museos y edificos históricos, y alguna propuesta aislada como la Filmoteca d'Estiu, es mínima, nuevas iniciativas turísticas parecen haber contribuido al auge de la ciudad: el coche de caballos o el Bus Turístic, por ejemplo. Este autobús, medio rosa medio rojo, ofrece a los turistas una visita panorámica de una hora y media por las estrechas callejuelas del "casco antiguo", "la Valencia clásica" y la "Valencia en el III Milenio" (Ciudad de las Artes y las Ciencias).

El Bus Turístic, que empezó a funcionar en Valencia en noviembre, ya existe en otras ciudades y va provisto de un sistema audio con ocho canales. Sus viajeros más habituales son de fuera de España. Como curiosidad: el máximo aforo coincide con las horas de sol más intenso, entre la 1.30 y las 4.30. Según la empresa privada que lo gestiona los extranjeros están "sedientos de sol". La apertura del Palacio de Congresos, designado como uno de los cinco mejor gestionados del mundo, o la del Museo de Cerámica y una buena promoción turística pueden ser, asimismo, causas de este auge. La considerable mejora de los accesos a la ciudad y de los medios de transporte no son ajenos a ello. Concretamente, RENFE ha incrementado durante el mes de junio en un 16%, la venta de billetes origen-destino Valencia, de las grandes líneas del corredor Mediterráneo y hacia el centro peninsular.

Los mejor informados

Los ciudadanos del Reino Unido son los extranjeros que más visitan la ciudad de Valencia. O al menos, los que acuden en mayor número a las oficinas que la Agència Valenciana de Turisme de la Generalitat tiene en la ciudad. Sus demandas fueron más del doble en 1999 que en 1996. Les siguen de muy cerca franceses y norteamericanos, en segundo y tercer lugar respectivamente. Las demandas de los ciudadanos del continente americano han crecido considerablemente en los últimos años. Concretamente, 17.039 americanos del norte llegaron a las cuatro oficinas Tourist-Info en 1999, tomando la delantera a los alemanes que ahora figuran en quinto lugar (14.128), tras los ciudadanos de América del sur (14.979).El año pasado, el 40% de las demandas fueron internacionales y el resto nacionales: madrileños (15.307), catalanes (11.227), andaluces (5.318) y de Castilla-León (4.041), figuran como demandantes en ese orden desde 1997.

Información local, transportes, hoteles, fiestas e información de la provincia son, por ese orden, las demandas más frecuentes en el periodo 1997-98. Destaca el incremento durante el año pasado del número de consultas sobre actividad cultural, que se situó en segundo lugar.

La Agència Valenciana de Turisme, que abrió dos nuevas oficinas el año pasado, ha tenido un considerable crecimiento de las demandas: pasó de recibir 126.346 demandas en 1997 a 295.933 en 1999.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de agosto de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50