Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad reforestará este año el equivalente a 2.000 estadios

Las zonas peladas o arrasadas por los incendios en la región van a ser reforestadas con tres millones de árboles de especies autóctonas de la flora peninsular. La Comunidad ha invertido 900 millones este año en la reforestación de 2.100 hectáreas de terreno (superficie algo mayor a la de 2.000 campos de fútbol). El año pasado, Medio Ambiente reforestó un millar de hectáreas menos de monte. Una de las actuaciones prioritarias es la plantación de pinos en el monte de Abantos, incendiado en agosto de 1999.

Ecosistemas degradados

La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad busca cubrir las calvas que hay en los montes de la región. Para ello ha aumentado en casi un 48% la superficie de terreno a reforestar con respecto a la del año anterior. Las campañas de reforestación se realizan de otoño a primavera. En la última campaña -entre otoño de 1998 y verano de 1999- Medio Ambiente invirtió 265,8 millones de pesetas en reforestar la región. La inversión de la campaña de este año -de otoño de 1999 a verano de 2000, aunque se extenderá aún a lo largo de todo el año- ha triplicado la anterior y alcanza los 900 millones de pesetas, según explica un portavoz de Medio Ambiente.

El director general del Medio Natural de la Comunidad, Juan del Álamo, afirma que el incremento de la inversión y de la superficie a reforestar se debe a la puesta en marcha del Plan Forestal. "La recuperación de los bosques más deteriorados es prioritaria para la Consejería de Medio Ambiente", asegura Del Álamo.

En 1.275 hectáreas de las 2.100 que serán reforestadas, se plantarán las denominadas especies frondosas (encinas, fresnos, chopos, sauces, madroños, nogales, robles, cornicabras y acebuches, entre otras). Las 825 hectáreas restantes se repoblarán con ejemplares de coníferas (pino silvestre, pino piñonero, pino carrasco y enebro).

La mayor repoblación vegetal será la del Monte de Abantos (276 hectáreas). Le siguen las de los municipios de Valdaracete y Villarejo de Salvanés (140 hectáreas), Los Molinos (81), Torrejón de Velasco (60), Navacerrada (49), Colmenar Viejo (47), Rascafría (43), Bustarviejo (43), Navalagamella (40), Talamanca del Jarama (30) y Fuentidueña del Tajo (25).

Según el coordinador de la dirección general del Medio Natural, Federico Sépúlveda, "se han seleccionado estas zonas porque, al estar peladas, corren el riesgo de erosionarse, o porque son ecosistemas maduros que se han degradado".Por otro lado, Del Álamo anunció ayer la próxima creación de un nuevo parque regional denominado Soto del Henares. "La Comunidad ha decretado la creación de un espacio natural protegido de más de 300 hectáreas en los términos municipales de Alcalá de Henares y de Los Santos de la Humosa, en una zona que tiene uno de los mejores bosques de ribera de la región", afirmó Del Álamo, quien recordó que, "con éste, son ya diez los parajes protegidos por ley en la Comunidad, y abarcan una extensión de unas 103.515 hectáreas". "La creación del Soto del Henares como espacio natural protegido lo salvaguarda de sus dos principales amenzas: el crecimiento urbanístico e industrial de la zona y los vertidos incontrolados", explicó el director general.

Medio Ambiente ha creado además una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) en el Valle del río Lozoya, que ocupa 8.000 hectáreas, y ampliará el Parque del Manzanares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de agosto de 2000

Más información

  • La inversión, de 900 millones de pesetas, triplica la de 1999