Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mauro Silva deja el Deportivo por problemas familiares

El deportivismo quedó ayer sacudido por una noticia imprevista y especialmente dolorosa. El brasileño Mauro Silva, segundo capitán del equipo y uno de los estandartes de la plantilla del campeón de Liga, anunció que dejará el club gallego, después de ocho temporadas, debido a problemas familiares que le obligan a regresar a su país. El Deportivo se mostró dispuesto a dar todas las facilidades al futbolista, de 33 años, para que éste pueda buscar un nuevo equipo. "En A Coruña dejo parte de mi corazón y de mi vida", afirma el jugador en una carta divulgada por el club.Cuando el pasado miércoles, horas después de haberse iniciado la concentración de pretemporada en Vilalba (Lugo), Mauro Silva anunció que viajaba a Brasil para resolver asuntos personales, nadie dio le demasiada importancia. El propio centrocampista no emitió señales de alarma: antes de irse, habló tranquilamente con la prensa de la próxima temporada y mencionó su ilusión por jugar la Liga de Campeones y defender el título de Liga alcanzado el pasado mayo.

Pero ayer tarde, el club anunció, a través de su página web, que los problemas familiares de Mauro Silva le impedían abandonar Brasil y que el futbolista ha alcanzado un acuerdo con el Deportivo para rescindir su contrato y buscar un nuevo equipo. El jugador envió una emotiva carta al presidente deportivista, Augusto César Lendoi-ro, para que éste la divulgara como despedida a toda la afición y a sus amigos coruñeses.

"En el cénit de mi carrera", explica Mauro, "asuntos personales me obligan a dejar el Deportivo y A Coruña en la temporada más ilusionante. Una ciudad y un club que han colmado mis afectos, mis ilusiones y mis esperanzas. Aquí, mi mujer y yo tuvimos lo más importante de nuestras vidas, un hijo que nos unirá para siempre a esta ciudad".

En su carta, el jugador hace un repaso a sus ocho temporadas en A Coruña, desde su llegada en 1992, el año de la explosión del Superdepor, hasta la consecución del título de Liga. Mauro Silva tiene la nacionalidad española y en numerosas ocasiones había expresado su intención de quedarse a vivir en Europa una vez finalizase su carrera. Su carácter afable, su identificación con el club y su aversión a la polémica le habían convertido en uno de los futbolistas más queridos por la afición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2000