_
_
_
_
Tribuna:TOUR 2000 18ª etapaCORRESPONSAL EN EL PELOTÓN
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Rematando las últimas fuerzas

Y para rematar más aún nuestras escasas fuerzas, una etapa maratoniana. Ahí nos hemos desgastado un poco más. En el primer ataque ya estuvo Txente, pero le salió enseguida Pascual y se revolvieron un poco las cosas con lo que hasta Armstrong intervino para poner paz. Pero siguieron los ataques y enseguida salió el bueno.Como no estábamos del Banesto o del Kelme, que saben que si entramos es muy difícil que vaya para adelante, y los cinco que había no parecían muy peligrosos, el corte echó a andar sin el habitual pique de este tira, este no. El único problema de esta etapa es que estaba Vinokúrov, que era el más adelantado y podía ganar bastantes puestos, con lo que la gente atrás ha trabajado un poco defendiendo lo suyo. Después de tantos miles de kilómetros no hace mucha gracia que en una escapada consentida uno pierda lo que tanto trabajo le ha costado. Y por eso, los equipos con gente entre los 10 primeros se han hecho un poco cargo.

Más información
El último obstáculo ante Beloki
Baño de masas para Commesso
ETAPA
GENERAL
EQUIPOS
MONTAÑA
JÓVENES

Trabajaron Polti, Kelme, Festina y pocos más. Y por delante, Commesso, que se ha llevado la etapa. Ya lo veíamos venir. Llevábamos días diciendo en el pelotón que seguro que el italiano no se iba de este Tour de vacío. Seguro que se lleva una, seguro que se lleva una, dijimos. Es increíble la cantidad de gente que lo ha visto todo desde las cunetas. Una pasada que a veces era peligrosa, porque se cerraban a nuestro paso en el llano como en la montaña, pero aquí íbamos a buena velocidad. Nada, nada, se ve que en territorio Ullrich también hay buena afición.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_