AUDIOVISUAL - URBANISMO ULTIMA UN NUEVO PLAN ESPECIAL PARA LA ZONA

La Generalitat participará con un 70% en la sociedad que impulsa la Ciudad de la Luz

La participación de la Generalitat en la sociedad mixta encargada de poner en marcha la Ciudad de la Luz de Alicante será de alrededor de un 70%. El resto será cubierto por distintas empresas privadas y titulares, la mayoría de los cuales forman parte del patronato impulsor del complejo que incluye la construcción de nueve platós de cine y televisión y otros servicios de ocio y formativos. Luis García Berlanga, promotor de la idea, destacó ayer la rapidez de los trabajos previos a la obra, aunque aún se ha de resolver el planeamiento especial del territorio en el que se levantará.

El pasado lunes se constituyó la sociedad entre los accionistas privados. Los productores José Luis Olaizola, José Ferrandiz, Miguel Perelló y David Giler, el representante de la Warner en España, José Antonio Sainz de Vicuña (cuya presencia es a título personal), el notario Carlos Pascual y el propio Berlanga, entre otros, participan en la iniciativa proyectada en los terrenos de Agua Amarga de Alicante.Antes de que finalice el verano se constituirá la sociedad mixta con la Generalitat. Los esfuerzos institucionales orientados a la cercana inauguración del parque temático Terra Mítica han ralentizado la creación de la misma, si bien fuentes del sector consideran que en las próximas semanas se conformará. Precisamente, la idea es crear una estructura similar a la que impulsó el parque temático de Benidorm, aunque la Generalitat tendrá una presencia inicial mucho mayor en la sociedad de la Ciudad de la Luz, proyecto que el presidente del Consell, Eduardo Zaplana, presentó horas antes del inicio de la campaña de las pasadas eleciones generales. En aquel momento se cifró en 20.000 millones de pesetas el coste del complejo diseñado por arquitectos de Los Ángeles. Se prevé realizar primero la zona industrial.

Berlanga subrayó ayer en Valencia que se ha disipado cualquier "temor" sobre la posibilidad de que el proyecto anunciado fuera una argucia electoral, por cuanto los trabajos están muy avanzados y la Generalitat muestra gran interés. En este sentido, afirmó que las excavadoras "comenzarán de inmediato" a realizar las obras.

Sin embargo, antes de que eso sea posible la Consejería de Urbanismo debe ultimar un nuevo plan especial de usos e infraestructuras del territorio expropiado por la Generalitat para materializar el proyecto. El documento elaborado con anterioridad, conocido en marzo de 1999 cuando la Ciudad de la Luz se limitaba a un complejo de ocio que no contemplaba la Ciudad del Cine en su interior, vulneraba las normas urbanísticas y medioambientales de Alicante, según señalaron todos los técnicos municipales.

Ese plan especial no se aprobó al objeto de introducir variaciones en el planeamiento para ajustarlo al nuevo proyecto, lo que implicaría el reinicio del trabajo administrativo, incluido el periodo de exposición pública para recibir alegaciones, proceso que normalmente se prolonga durante meses.

Pese a estas dificultades técnicas, tanto Eduardo Zaplana como el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, aseguran que inaugurarán en esta legislatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de julio de 2000.