Inaugurada la variante de Reus, que desviará cada día a 14.000 coches

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, inauguró ayer la variante de la carretera N-420 de Reus, que evitará el paso de 14.000 vehículos diarios por el núcleo urbano de la ciudad. La construcción de la variante, que tiene una longitud de 10,7 kilómetros y seis enlaces, empezó en mayo de 1997 y ha supuesto una inversión de 5.195 millones de pesetas. El ministro de Fomento señaló que esta infraestructura tiene una gran importancia porque mejorará las comunicaciones y las condiciones urbanísticas de Reus. Álvarez-Cascos recordó que este proyecto se inició en 1992 con el encargo de un plan que fue adjudicado en 1993, fue aprobado en 1995 y llevado a cabo con el inicio de las obras dos años después. El responsable de Fomento dijo que la variante ha sido posible "gracias a muchas instituciones que la han hecho posible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de julio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50