El Gobierno de EE UU, exonerado de las muertes de Waco

El Gobierno norteamericano no es responsable de la muerte de las 80 personas que perecieron carbonizadas en 1993 en el asalto por agentes federales de la sede de la secta Rama Davidiana en Waco (Tejas) tras 51 días de asedio. Un centenar de familiares de los fallecidos y supervivientes reclamaban 675 millones de dólares (120.000 millones de pesetas) como indemnización por negligencia criminal en aquellas muertes.La sentencia sobre el caso será dictada el próximo mes, pero las conclusiones de los cinco miembros del jurado tienen todos los visos de ser asumidas como propias por el juez del caso. El jurado sólo necesitó dos horas y media de debate para concluir que los agentes federales que intervinieron en los sucesos no usaron excesiva fuerza ni fue negligente el empleo de blindados y gases lacrimógenos en el asalto final.

El asedio comenzó el 28 de febrero de 1993, cuando personal de la agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuegos (ATF) acudió al edificio Monte Carmelo a detener al líder de los davidianos, David Koresh, por posesión ilegal de armas. Los sectarios se resistieron a tiros: murieron seis davidianos y cuatro agentes. La inmediata movilización del FBI indujo a una resistencia numantina de los seguidores de Koresh, que el 19 de abril, ante el asalto final del FBI optaron por la inmolación. Perecieron unas 80 personas, entre hombres, mujeres y niños. Grabaciones escuchadas el lunes en la vista celebrada en la propia Waco permiten escuchar voces de los sectarios que preguntan si se enciende el fuego.

El jurado aceptó la tesis de la defensa del Gobierno de que sólo Koresh y sus seguidores fueron responsables de lo ocurrido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de julio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50