Dos institutos niegan que vayan a matricular a 200 niños de minorías

Los institutos Fortuny y Joaquín Turina, del barrio de Chamberí, no matricularán el próximo curso a 200 niños con necesidades de educación compensatoria (aquellos que por su situación familiar, o bien por pertenecer a minorías étnicas desfavorecidas, requieren atención diferenciada) procedentes de varios colegios públicos de la zona, como publicó este periódico el pasado domingo haciéndose eco de una denuncia presentada por las asociaciones de padres de varios centros de primaria. Según la Consejería de Educación, ambos institutos no sumarán más de 25 alumnos de estas características el próximo curso.Varios representantes de asociaciones de padres de Chamberí aseguraron la pasada semana en un comunicado que "dos institutos del distrito, Fortuny y Joaquín Turina, matricularán a partir del día 20 a más de 200 alumnos en situación de desventaja", perpetuando, así, la situación de "gueto" que, según ellos, existe en los colegios de primaria del barrio, donde el 22% del alumnado es inmigrante (frente al 6% en los centros concertados).

El director del instituto Fortuny, Ángel Álvarez Martín, declaró el lunes a EL PAÍS que ese dato es "rotundamente falso" y explicó que los alumnos de compensatoria apuntados en reserva preferente (previa a la matriculación) son "entre 14 y 15". Un portavoz de la consejería confirmó ayer esa cifra y añadió que, en el instituto Joaquín Turina, y según la comisión de escolarización de la zona, los alumnos de compensatoria el próximo año serán "no más de 10". Este periódico intentó ayer, sin éxito, ponerse en contacto con el director del Joaquín Turina para conocer su versión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción