La nueva norma traspasa al Parlamento el poder que hasta ahora tenía el Ejecutivo sobre Cajastur

La nueva Ley de Cajas supondrá, cuando entre en vigor, una renovación de los órganos rectores de Caja de Asturias, la mayor entidad financiera del Principado, y previsiblemente el cambio de su presidente, Paulino García Suárez, quien tomó posesión de su cargo el pasado 31 de marzo a propuesta del Gobierno regional, presidido por Vicente Álvarez Areces, y en contra del criterio del sector mayoritario de los socialistas, guerrista y partidario de la continuidad de Manuel Menéndez, enfrentado hace tiempo a Areces. El pacto entre los guerristas y los populares entraña como hito radical en el devenir de Cajastur que el Parlamento asuma las atribuciones sobre ella que hasta ahora tenía el Ejecutivo. Así, la Cámara será la que designe en adelante a sus representantes en el consejo de administración, la comisión de control y la asamblea general.

Más información

Desde que entró en vigor el Estatuto de Autonomía, el 31 de enero de 1982, el Gobierno había tenido, junto a otras funciones ejecutivas de la antigua diputación provincial, la condición de ente fundador de la Caja. Pero la norma aprobada ayer transfiere esa condición al Parlamento.

Además, deroga los llamados "derechos históricos" de sus fundadoras -el Gobierno del Principado y el Ayuntamiento de Gijón, también gobernado por los socialistas renovadores-, de manera que el presidente y el vicepresidente de la entidad financiera ya no tendrán que ser necesariamente elegidos de entre los consejeros representantes de ambas instituciones, sino entre cualesquiera de los vocales del consejo de administración.

Al Ayuntamiento gijonés, que suma a la representatividad que le es inherente como fundador la que le corresponde como corporación municipal, se le limita su presencia a a un máximo del 20%.

La ley consolida el límite de ocho años como permanencia máxima en los órganos de la Caja, tal y como decidió Álvarez Areces al derogar el llamado decreto Marqués, pero se pone el contador a 0, lo que en teoría permitiría la vuelta de Menéndez, a quien Areces destituyó el 16 de marzo por rebasar ese periodo máximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50