Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campaña para que los perros no ensucien los parques de Barcelona

"No te desates de las normas. En los espacios públicos, el perro siempre atado". Éste es uno de los mensajes de la campaña que el distrito del Eixample, con la colaboración de Parques y Jardines, la Guardia Urbana y el Instituto Municipal de Salud Pública, pone hoy en marcha en Barcelona. Su objetivo es "concienciar a los usuarios de parques públicos de la necesidad de una convivencia pacífica y del respeto al entorno" y evitar que los animales ensucien los espacios públicos, explicó ayer la concejal Carme San Miguel.

Bajo el lema En el parque, seamos solidarios, la campaña se centrará en cinco espacios públicos del Eixample: la plaza de Letamendi, el Parque de Joan Miró, la plaza de la Sagrada Familia, los jardines de Montserrat y la plaza de Tetuán, que en opinión de la Guardia Urbana son algunos de los puntos negros donde se producen comportamientos incívicos por parte de los usuarios que pueden ser objeto de sanción. Dejar los excrementos en cualquier lugar destinado a peatones o el acceso de un perro a una zona reservada a los niños está prohibido y sancionado.En el distrito se han recibido quejas sobre la situación incívica y de exceso de permisividad en algunos parques de la zona. Según la concejal del Eixample "la campaña se lleva a cabo en estos espacios porque es donde se han detectado más problemas de coexistencia, ya que se trata de un distrito congestionado, con pocos espacios verdes, muy utilizados y donde los perros usan zonas que no les corresponden ".

La mayoría de los aspectos de la campaña hacen referencia al comportamiento de los perros, y de sus amos, en los parques. Sin embargo, la concejal de ecología urbana, Imma Mayol, quiso destacar que "no sólo se focalizará la campaña en los perros. También queremos incidir en el vandalismo y en el mantenimiento de las zonas de juego infantiles".

Informadores del Instituto de la Salud Pública informarán a los propietarios de los canes de cómo censar a los animales, dónde acudir para colocar el chip identificativo y de la necesidad de contratar un seguro en el caso de que sus perros sean de raza peligrosa. De momento, de los 140.000 que viven en Barcelona, 30.000 están identificados.

Recoger los excrementos

En opinión de San Miguel "muchos usuarios se quejan porque los perros entran en las zonas para niños y luego éstos se encuentran los rastros de los animales". En este sentido, los informadores vigilarán que los animales no entren en estas zonas de juegos infantiles. La campaña también reforzará la obligación de recoger los excrementos de los animales tanto en la vía pública como en los pipi-canes. Y para que los amos no tengan excusa, en la plaza de Letamendi se han colocado unos dispensadores de bolsas en una prueba piloto.

La Guardia Urbana comprobará si los perros del parque están identificados, en caso de no estarlo informarán a sus propietarios de la obligación de registrarlos. En una segunda fase se exigirá la colocación del chip.

Concienciar e inducir al respeto por las plantas y el mantenimiento de los juegos infantiles es otro de los objetivos de la campaña. En este sentido, Mayol se refirió a la erradicación del vandalismo, que en palabras de la teniente de alcalde "cuesta a Parques y Jardines 50 millones de pesetas al año".

Además del servicio informativo que llevarán a cabo informadores y Guardia Urbana, se hará una campaña de buzoneo entre los vecinos de la zona. Se repartirán un total de 4.000 trípticos. Y en los comercios de los alrededores, se distribuirán pósteres, folletos informativos y abanicos para que los ciudadanos se conciencien de la campaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000

Más información

  • La iniciativa se llevará a cabo en cinco zonas del distrito del Eixample