Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

23 años de cárcel para el preso que mató a su mujer en un permiso

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 23 años de prisión a Juan Araujo Puerta por el asesinato de su ex esposa, con la que, según la sentencia, se ensañó al asestarle 27 puñaladas mientras gozaba de un permiso penitenciario. Tanto el tribunal popular que declaró culpable a Araujo, el Línea, como el magistrado que presidió el juicio han hecho suyo el mensaje de la fiscal, que pidió los 23 años de cárcel y la aplicación de la agravante de ensañamiento pues le asestó las 27 puñaladas para aumentar su dolor, ya que "una sola" hubiese bastado para matarla. La sentencia indica que Juan Araujo atacó a su ex mujer, la auxiliar de farmacia María del Carmen Vera Serrano, con el ánimo de "aumentar su sufrimiento". El informe médico indicó que 7 de las 27 puñaladas que recibió María del Carmen Vera eran mortales de necesidad y el resto incrementaron su dolor. Araujo cometió el crimen cuando gozaba de un permiso de salida de la prisión de Brians, tras cumplir sucesivas penas por seis delitos anteriores por los que había sido condenado.

Juan Araujo también deberá indemnizar a sus tres hijos con 20 millones de pesetas. Su abogada defensora ya ha anunciado que presentará un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Araujo, por su parte, se confesó autor del crimen, pero afirmó que estaba arrepentido y que actuó inconscientemente por la "desesperación" como consecuencia de la negativa de su ex mujer a reunirse con la asistente social que debía evaluar el día de los hechos la posibilidad de que se le permitiera disfrutar de más permisos penitenciarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000