Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall activa el consejo de independientes que 'congeló' antes del congreso del PSC

El jefe de la oposición socialista en el Parlament, Pasqual Maragall, resucitó ayer la idea de crear un consejo asesor, formado por personas externas al Partit dels Socialistes (PSC) y al propio grupo parlamentario, para que "contribuya a formular la alternativa en Cataluña". Maragall ha reactivado sólo dos días después del congreso del PSC una idea que ya esbozó antes de las autonómicas y que supone un nuevo paso en su política de apertura, que provoca no pocas reticencias en el PSC. Los colaboradores de Maragall ya se han puesto a trabajar para que el consejo esté formado antes del próximo periodo de sesiones y lo integren "representantes cualificados" de la sociedad civil.

Maragall sorprendió ayer a sus correligionarios en la reunión de la permanente del grupo parlamentario Socialista-Ciutadans pel Canvi al desempolvar su idea de crear un consejo asesor. No es que fuera una idea nueva -la constitución del organismo está prevista en el reglamento interno del grupo socialista-, pero prácticamente nadie se acordaba de ella.El presidente del PSC no sólo se acordaba perfectamente de su consejo asesor, sino que, una vez celebrado el cónclave del PSC, le ha dado la máxima prioridad: quiere constituirlo cuanto antes para que esté operativo al inicio del periodo de sesiones que se abrirá tras el verano. Que Maragall tiene prisa quedó evidenciado cuando pidió expresamente al portavoz de su grupo, Joaquim Nadal, que en su comparecencia ante los medios de comunicación explicara la iniciativa, de la que apenas se sabe nada.

Maragall ha encargado al diputado y catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Josep Maria Vallès, integrante de la plataforma Ciutadans pel Canvi, la tarea de dar forma al proyecto y de ponerse en contacto con los representantes de la sociedad civil y el mundo académico para incorporarlos. De momento, ni siquiera se conoce el número de integrantes que tendrá el consejo. En la permanente de ayer, Maragall informó de que tanto puede tener 8 miembros como 12 o 24, según fuentes parlamentarias.

Lo que sí quiso dejar muy claro Nadal es que el consejo asesor no actuará como un gobierno en la sombra, una figura que circunscribió exclusivamente al mundo anglosajón. Nadal explicó que el consejo tendrá el encargo de "contribuir a formar la alternativa" y estará integrado por expertos independientes que se reunirán periódicamente con Maragall.

Este organismo supone un paso más en el proceso de renovación de la política que impulsa el presidente del PSC, que se ha propuesto superar el marco estricto de los partidos políticos convencionales y abrirse a la sociedad. Se da por descontado que el consejo asesor incluirá empresarios, que de hecho ya participaron en el congreso que el PSC celebró el pasado fin de semana: Elena Guardans Cambó, nieta del histórico dirigente conservador del primer tercio de siglo Francesc Cambó, se dirigió a los delegados socialistas a instancias de Maragall.

El presidente del PSC ha dejado pasar el cónclave de su partido antes de poner en marcha una iniciativa que no es bien vista por determinados sectores socialistas. En el congreso, los representantes de Àgora arremetieron duramente contra Ciutadans pel Canvi -otro intento de comprometer a independientes junto a Maragall- y uno de sus delegados, Paco Parras, se cebó precisamente en Vallès, el responsable de poner en marcha el consejo. Parras recordó que cuando Vallès era rector de la UAB llamó a los Mossos d'Esquadra para poner fin a una ocupación del rectorado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000

Más información

  • El líder socialista encomienda a Josep Maria Vallès la puesta en marcha del organismo