Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barítono de romper moldes

Alto, muy alto, atlético y sonriente, el joven barítono danés Bo Skovhus sabe que al pisar un escenario, su imponente aspecto físico, tan poco frecuente en el mundo operístico, se convierte en una envidiable tarjeta de presentación. También sabe que su mejor baza para convencer al público no es su físico de galán, sino su hermosa voz y su impecable sentido musical. Estrella de la Ópera de Viena y habitual en los mejores teatros de todo el mundo, Skovhus compagina su actividad operística con una incesante dedicación al mundo del lied, y en esa faceta afronta hoy su debut en el Teatro del Liceo de Barcelona (20.30 horas), en una velada consagrada al compositor alemán Hugo Wolf.Acompañado por dos artistas finlandesas, la soprano Solie Isokovski y la pianista Marita Vittasalo, Skovhus se presenta ante el público barcelonés con una de las creaciones mas emblemáticas de Wolf, el Libro italiano de canciones, una verdadera caja de sorpresas que encierra algunos de los más bellos lieder del repertorio romántico alemán. Con este programa, el Liceo cierra el capítulo de recitales de su primera temporada, tras la definitiva cancelación de las actuaciones de las sopranos Karita Mattila y Jane Eaglen.

Skovhus, que en 1998 triunfó en la Ópera de Hamburgo cantando por primera vez en su carrera Wozzeck, de Alban Berg, volverá al Liceo la proxima temporada con dos importantes citas en su agenda: en noviembre actuará como solista en la Sinfonía lírica de Zemliski y en abril de 2001 protagonizará la ópera Billy Budd, de Britten, bajo la dirección de Antonio Ros Marbà, en una producción escénica de la Ópera de Colonia.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000