Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos policías heridos tras estallar material pirotécnico en un pueblo de Zamora

Los policías municipales Antonio Regidor y Agustín Borges resultaron ayer heridos tras dos explosiones que se produjeron en la casa consistorial de Fermoselle (Zamora) y que se originaron cuando una chispa prendió material pirotécnico almacenado en dependencias municipales. Las explosiones se registraron con pocos segundos de intervalo, poco antes de las una de la tarde, en la planta baja del edificio y causaron numerosos daños materiales, según indicaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Zamora. Fermoselle se encuentra a 62 kilómetros de Zamora, en el límite con la provincia de Salamanca y con Portugal.Los trabajos que se realizaban para cortar una chapa metálica en un lugar próximo al que se almacenaba el material pirotécnico destinado a las fiestas del pueblo pudieron haber desetado el accidente.

Los heridos fueron trasladados al hospital Virgen de la Concha de Zamora, donde permanece ingresado uno de ellos, Antonio Regidor, quien presentaba una intoxicación ligera por inhalación de humo. El otro agente, que recibió el alta médica, sufrió quemaduras de segundo grado en un antebrazo, según las mismas fuentes.

Al lugar de los hechos acudieron miembros del Cuerpo de Bomberos de Zamora, de la Guardia Civil y de la Policía Judicial, que instruye diligencias por orden del Juzgado de Instrucción número uno de Zamora, encargado de investigar las causas del suceso.

Las explosiones se produjeron a las 12.55 horas, cinco minutos antes de que fuera a celebrarse una comisión municipal de gobierno, lo que podría haber hecho que aumentara el número de heridos. El alcalde del municipio y diputado provincial de Obras, Manuel Luelmo, se encontraba en dependencias municipales cuando se produjeron las explosiones.

Luelmo, que no sufrió daños, relató cómo oyeron un estruendo y unos instantes después se pudo escuchar una segunda explosión. Después tuvieron que salir por el balcón del ayuntamiento debido al humo y al fuego que se había originado en la planta baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 2000