Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex 'número dos' de Gil en Marbella se retracta y exonera al abogado Sierra

El ex primer teniente de alcalde de Marbella Pedro Román se retractó ayer de su anterior declaración y coincidió con el alcalde Jesús Gil en que el ex abogado de éste, José Luis Sierra, no elaboró los contratos para el patrocinio del Atlético de Madrid. Román declaró ayer como imputado en la Audiencia de Málaga por el supuesto desvío de 450 millones de pesetas del Ayuntamiento marbellí al club de fútbol que también preside Gil. El acusado, que está en libertad bajo fianza de 15 millones y afronta a una petición de 15 años de cárcel y nueve de inhabilitación, dijo que hizo su primera declaración bajo "una máxima presión psicológica".

"Quiero retractarme de esa declaración que hice ante el juez instructor (del juzgado número 7 de Marbella), Santiago Torres", dijo Román, en alusión a la prestada el 15 de enero de 1999, y añadió que "sólo es válida y se ajusta a la realidad" la que hizo una semana antes porque "fue libre y sin presión", manifestó. Román aseguró ante el tribunal que le juzga a él y a otros once acusados que no recordaba cuándo firmó el primer contrato de patrocinio del Atlético de Madrid por parte del Ayuntamiento de Marbella, ni qué personas le asesoraron para cerrar el acuerdo con el pago de 225 millones de pesetas por la temporada futbolística 1991/92. Respecto a la intervención de Gil, dijo que el alcalde "se abstuvo" de firmar los contratos, aunque ayudó al Ayuntamiento para flexibilizar los pagos con el club de fútbol.

En cuanto a la intervención de Sierra en la elaboración de los contratos y de los decretos, que la Fiscalía sostiene que se falsificaron en 1993, Román negó validez a sus segundas declaraciones pronunciadas en la fase de instrucción y en las que acusaba al entonces abogado de Gil, argumentando que las realizó en condiciones de "máxima presión psicológica".

Tras la comparecencia de Pedro Román dio comienzo la declaración del ex asesor jurídico de Gil, José Luis Sierra, quien también restó validez a sus declaraciones ante el juez instructor, y al igual que Román, se negó a contestar a las preguntas de la acusación particular, abanderada por el grupo municipal del PSOE en Marbella. Sierra dijo que su acusación en el caso era "incomprensible", ya que, según defendió, su única relación con el tema era haber sido abogado personal de Jesús Gil, sin ninguna intervención en la operación de esponsorización firmada entre el Ayuntamiento y el Atlético de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 2000

Más información

  • Pedro Román declara como imputado en el 'caso Atlético'