ETA VUELVE A MATAR

Un dirigente de UA deja Euskadi

Francisco Probanza, vicesecretario general de Unidad Alavesa (UA), abandonará este mes el País Vasco para buscar una residencia más segura. Su nombre es uno de los que con más frecuencia han aparecido en los últimos documentos incautados a ETA. Probanza estaba considerado como un "objetivo preferente" y fue uno de los "indultados" por la banda terrorista en vísperas del inicio de la tregua, en septiembre de 1998.Probanza carecía de escolta hasta el pasado diciembre, pero desde que se conoció su situación le han protegido la Ertzaintza primero y la Policía Nacional ahora. El ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, le informó personalmente de que le vigilaba ETA y le aconsejó que abandone el País Vasco. "Me dijo que prefiere oírme dentro de cinco meses que estoy mal en el lugar adonde vaya que venir a mi funeral", comentó ayer el propio Probanza, que acudió por la mañana a la concentración convocada por el Ayuntamiento de Vitoria para condenar el atentado contra Jesús María Pedrosa.

Más información

Entre 1995 y 1999 fue concejal en el Ayuntamiento de Vitoria y compartió equipo de gobierno con el PNV y, durante año y medio, también con los socialistas. Probanza presidió la sociedad municipal de Aguas. Desde las últimas elecciones locales, en junio del año pasado, estaba apartado de la política, a pesar de que formalmente no ha abandonado aún su cargo en Unidad Alavesa.

Probanza, casado y con dos hijos, es profesor. Aunque nació en Zamora, residía en Vitoria desde hace 33 años. A pesar de su inminente marcha, ha renovado su carné de socio número 31 del Alavés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de junio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50