Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los directores de Pozuelo alzan la voz

Las asociaciones de padres del distrito de Chamberí no han sido las únicas en denunciar "irregularidades" en el proceso de matriculación. Los directores de los centros públicos de primaria y secundaria de Pozuelo de Alarcón también han alzado la voz para poner de manifiesto el incumplimiento de las instrucciones de escolarización de este curso en el que prevén, por primera vez, una reserva de plaza para los alumnos con necesidades de compensación y de educación especial (discapacitados)."No podemos permitir que un proceso de escolarización incorrecto lleve a clasificar los centros sostenidos con fondos públicos de nuestra localidad en centros de enseñanza y centros de escolarización", manifiestan en un escrito del pasado 1 de junio dirigido al presidente de la comisión de escolarización, el organismo encargado de imponer los cupos y de distribuir a los alumnos que no encuentren plaza en los colegios elegidos.

En el escrito reclaman que la reserva de plaza sea efectiva "en todos los centros sostenidos con fondos públicos" y que los colegios que ya tienen un alto porcentaje de este alumnado "no sean obligados a aumentar este número". La normativa de la Comunidad es clara al respecto: los centros que ya cuentan con un 25% de alumnado de compensatoria sólo atenderán las solicitudes de los hermanos de los que ya están matriculados.

Los directores de estos nueve centros exigen "que no se aumente la ratio" en aquellos centros donde se haga efectiva la reserva de plaza. La flexibilización de la ratio fue uno de los temas que plantearon los centros concertados al conocer las nuevas instrucciones.

Otra de la exigencias que plantean es que "sea supervisado el paso de los alumnos de unidades no concertadas a concertadas". Es decir, que el paso de los alumnos de educación infantil (cuando este ciclo no esté subvencionado) a primaria (cuando sí lo esté) no sea automática, sino que se haga una baremación de todas las solicitudes estuvieran o no matriculados anteriormente en el centro y de acuerdo con los criterios que se aplican a todo el mundo (proximidad, hermanos en el centro y situación económica). No piden nada extraño: la normativa no permite la promoción automática de un ciclo a otro si el primero está subvencionado y el segundo no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de junio de 2000