DIPUTACIONES

Zaplana firma el quinto convenio multimillonario con Fabra

5.419 millones de pesetas. Ése es el montante del convenio firmado ayer por el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, y el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que supone cerca de un 30% del presupuesto de la Corporación. Con éste son cinco los convenios multimillonarios firmados por ambos dirigentes populares que provocaron, desde el principio, las críticas de la oposición debido a su nivel de ejecución. Precisamente a este respecto se refirió con premura ayer Zaplana para asegurar que la ejecución de convenios anteriores es "casi total", aunque no ofreció porcentajes.

Zaplana sí se refirió al convenio del pasado año, por 5.250 millones, al asegurar que más del 50% ya está ejecutado, aunque en el servicio de Intervención de la Diputación existían como comprometidos hace 15 días poco más de 3.000 millones. El presidente de la Generalitat, al igual que en la firma de anteriores convenios, mantuvo que éstos suponen una "línea de colaboración para cubrir las deficiencias de inversiones e infraestructuras en Castellón, provincia que no fue bien atendida en legislaturas anteriores", unas necesidades, según dijo, cada vez menores debido a las deficiencias "corregidas". "Es un elemento de corrección", añadió antes de asegurar que le "da igual que se sepa que la Generalitat quiere tener con Castellón un gesto que no tiene con otras diputaciones". "Nuestro futuro está en el crecimiento de todos y no sólo de una parte del territorio", agregó.Para Zaplana, estos convenios que suponen inversiones "paralelas o complementarias a las normales de la Generalitat", están dando "excelentes resultados". Y habló de los resultados de las últimas elecciones municipales y autonómicas en las que el PP logró la mayoría absoluta.

Como el pasado año, en esta ocasión el acuerdo incluye el pago de gasto corriente. Además, según Carlos Fabra, las infraestructuras viarias, con una cuarta parte, y el Hospital Provincial, con dos tercios del total del convenio, son las dos grandes partidas incluidas. Respecto al hospital, Fabra anunció que tanto el personal de dirección como el médico pasarán a depender del Servei Valencià de Salut, aunque el centro seguirá siendo de titularidad provincial. "Sin la firma de estos convenios las posibilidades de la Diputación serían prácticamente nulas", llegó a decir el presidente de la Corporación.

El portavoz socialista en la Diputación, Enrique Navarro, dijo que los acuerdos son "una pantalla en la que se difuminan las responsabilidades", ya que provocan una "invasión continua de competencias" lo que supone que no se pueda "culpar a nadie cuando se constata la falta de inversiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 2000.