Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL SUPUESTO HOMICIDA

Inhabilitado para ejercer su profesión

Ubaldo Luis de la Iglesia Fontecha, de 42 años, exsubteniente de la Guardia Real en el cuartel de El Pardo, de Madrid, atravesaba "una mala racha personal desde el año pasado", según detallaron ayer varios amigos y conocidos. Causó baja el pasado abril al apreciársele trastornos en su estado de ánimo y psicológico.Según fuentes de la Casa del Rey, el suboficial tiene en la actualidad abierto, además, un expediente para darle de baja definitiva en las Fuerzas Armadas. En marzo del año pasado se le sometió a unas pruebas psicofísicas en el hospital Gómez Ulla, y un tribunal médico apreció en él una conducta irregular, inestabilidad emocional y trastornos depresivos, por lo que le fue retirado el permiso de armas. El pasado abril, tras nuevas pruebas psicofísicas, causó baja en la Guardia Real.El dictamen médico concluyó que sufría trastornos del estado de ánimo que le imposibilitan para las funciones propias de su profesión.

Reservado y taciturno, pero generoso. Así le definen sus conocidos, a los que no contaba "demasiados detalles personales". "Nunca dijo qué le pasaba, pero sabíamos que su vida personal no le iba bien, ya que se había divorciado y la mujer con la que compartía su vida desde hace un año sufría muchos problemas físicos, ya que pasaba temporadas enferma", explicó otro conocido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de junio de 2000