Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

7.000 niños de hasta tres años se quedan sin plaza en las escuelas infantiles

Unos 7.000 niños de entre cero y tres años se quedarán sin plaza el próximo curso en las escuelas infantiles de la Comunidad. La demanda estimada por la Consejería de Educación para las 12.414 vacantes que existen en los 232 centros que componen la red pública es de 19.414 solicitudes. Estas familias tendrán que optar por pagar una guardería privada para sus hijos o por dejarlos en casa. La demanda para el segundo ciclo de infantil -donde hay matriculados 5.799 chavales de entre cuatro y seis años- no presenta estos problemas. Cuando los padres se quedan sin plaza en las escuelas infantiles, siempre pueden matricularlos en un colegio de primaria público, que es donde están escolarizados la mayoría de los niños de estas edades, o en un centro concertado, donde habrá unas 600 aulas subvencionadas el próximo curso.

Educación ya ha echado sus cuentas y tiene previsto abrir otras 20 escuelas antes de que finalice este año. Su capacidad: 1.400 plazas para niños de hasta tres años. Además, entre los años 2001 y 2004 pretende construir 47 centros, lo que supondría la creación como mínimo de otras 3.500 vacantes. De cumplirse estas previsiones, la lista de espera en el primer ciclo de infantil se reduciría en cuatro años a 2.100 niños, según los cálculos de la Consejería.

La falta de plazas para el primer ciclo de infantil -junto con la necesidad de aumentar el apoyo para la población inmigran-te- son dos de los puntos débiles que ha detectado una evaluación de la red pública de las escuelas infantiles hecha por la propia Consejería. El estudio, realizado en el 5% de las escuelas, pone de manifiesto, por otra parte, "el alto grado de satisfacción social y profesional en torno al servicio prestado".

Así, el 85% de los padres manifestó "un elevado grado de acuerdo" con las infraestructuras y los recursos personales y materiales. El 75% expresó gran satisfacción con los horarios de las escuelas, destacando que su calendario lectivo es más amplio; este porcentaje asciende al 80% cuando los padres puntuaron la información que reciben de los profesores sobre sus hijos. La valoración de los propios profesionales no es menos halagüeña. Éstos destacan la implicación de las familias en el proyecto educativo, los recursos de fomación, así como el buen clima de participación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000

Más información

  • Un estudio resalta la calidad de las guarderías