Rusia asegura que 1.500 hombres armados van a Chechenia desde Georgia

El conflicto de Chechenia se internacionaliza cada vez más justo cuando, en el campo de batalla, ha derivado hacia una guerra de guerrillas a la que no se ve fin. Ayer, el general Valeri Manílov, vicejefe del Estado Mayor ruso, aseguró que unos 1.500 hombres bien armados se concentran en territorio georgiano, cerca de la frontera con la república rebelde, se rearman y maduran planes para evitar una penetración que aliviaría la presión a la que están sometidos los 2.000 o 3.000 combatientes chechenos que todavía hacen frente a la máquina de guerra rusa.Según declaró Manílov, hay dos posibles escenarios: o la invasión desde Georgia por "elementos fuertemente armados", o el "apoyo masivo a los bandidos que están siendo barridos" por las tropas federales, para facilitar su huida. En ambos casos, agregó, "se crearía una situación de gran peligro, especialmente para Georgia".

Manílov no dio el siguiente paso: advertir al régimen de Tiblisi de que se atenga a las consecuencias, incluidas las militares, si no acaba con esa amenaza para Rusia. El diario moscovita Segodnia recogía ayer, en boca de Shalva Pichjadze, consejero del presidente de Georgia, Edvard Shevardnadze, la preocupación porque los "ataques preventivos" contra el régimen talibán pudieran tener consecuencias para otros Estados, incluida esta pequeña república caucásica de la antigua URSS.

[Mientras, el portavoz de los independentistas, Movladi Udugov, aseguró ayer que los rebeldes chechenos abatieron ayer al menos a 65 soldados rusos en dos ataques separados.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de mayo de 2000.

Lo más visto en...

Top 50