Belgrado condena a 143 albaneses a más de 1.600 años de cárcel

Un tribunal de la ciudad serbia de Nis condenó ayer a 143 albanokosovares a 1.632 años de cárcel bajo la acusación de terrorismo y atentados contra la policía y el Ejército yugoslavo. Según la acusación, este grupo de albaneses de Djakovica, suroeste de Kosovo, participaron entre abril y mayo de 1999, durante los bombardeos de la OTAN contra Yugoslavia, en ataques armados contra las fuerzas yugoslavas. Se les acusa de haber pertenecido a la guerrilla separatista del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK), tildada de terrorista por los serbios. Unos 3.000 albanokosovares marcharon ayer pacíficamente por el centro de Djakovica en protesta por esta condena, según informaron fuentes de la fuerza internacional para Kosovo (Kfor).En los ataques contra el Ejército yugoslavo y contra policías residentes en el barrio de Cabrat, de Djakovica (Kosovo), perdieron la vida tres personas y otras 10 resultaron heridas, según precisa la acusación. Durante los interrogatorios, los albanokosovares rechazaron los cargos y negaron haber tenido nada que ver con las operaciones armadas, y declararon que fueron arrestados como civiles en mayo del año pasado en el centro de Djakovica.

Las condenas impuestas a los albaneses oscilan entre 7 y los 13 años de cárcel, y dos menores de edad tendrán que purgar siete años de confinamiento en un correccional. La organización no gubernamental Fondo para los Derechos Humanos condenó ayer lo que calificó de "macrojuicio" y puso 10 abogados a disposición de los condenados.

Las fuerzas militares yugoslavas se replegaron de Kosovo en junio de 1999, según el plan de paz pactado tras 78 días de bombardeos de la Alianza Atlántica, y se instaló en la provincia una tropa multinacional para sustentar la misión de la ONU, administrar la provincia, teórica y jurídicamente serbia, poblada de una mayoría nacionalista albanesa.

Al retirarse de Kosovo, las autoridades federales yugoslavas se llevaron a penales de Serbia a unos 2.000 presos albaneses, acusados o sentenciados por terrorismo, de los que han sido puestos ya en libertad unos mil.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS