Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP catalán apuesta por un modelo "definitivo" de financiación autonómica

Alberto Fernández, presidente del PP de Cataluña, calcó ayer las recientes declaraciones de Artur Mas, consejero de Econmía y Finanzas del Govern de Jordi Pujol, cuando afirmó que el plan Zaplana de financiación autonómica es "un buen punto de partida" para abrir el debate sobre el sistema que regirá la distribución de fondos del Estado a las comunidades autónomas a partir del 2001. Desde su posición de cargo orgánico del PP, Fernández añadió el adjetivo "inmejorable" a los comentarios de Mas.Pero añadió una segunda apostilla. Fernández reiteró que el modelo de financiación debe tener carácter "definitivo" para evitar que los diversos gobiernos autonómicos puedan esgrimirlo como "una excusa" que les permita "eludir su responsabilidad".

El presidente del PP catalán fue recibido por su colega valenciano, Eduardo Zaplana, en el Palau de la Generalitat, en una visita que fuentes oficiales atribuyeron al interés de Fernández por su promoción política.

Zaplana destacó la relevancia "institucional" de Fernández en el Parlament de Catalunya como garante de la estabilidad del gobierno de Pujol y afirmó que "su posición reforzará nuestra buena relación con las instituciones autonómicas" catalanas. También subrayó que ambos harán valer su "influencia" en el seno del PP para lograr que prospere un nuevo modelo de financiación autonómica.

Fernández destacó la "corresponsabilidad" que introduce el plan Zaplana en el sistema de financiación autonómica a través de "las cesiones parciales de impuestos" y sugirió que permite avanzar en "la solidaridad" de todas las comunidades autónomas. También avanzó que la inminente ronda de conversaciones con representantes de todos los partidos que Pujol pretende impulsar en Cataluña para pactar las prioridades del nuevo sistema de financiación "debe extenderse" al resto del Estado para establecer un "marco global", que permita superar "los planteamientos bilaterales".

Fernández también reiteró el "efecto multiplicador" que pueden generar unas buenas relaciones entre catalanes y valencianos y hizo votos por superar "rencillas del pasado".

Respecto a las duras declaraciones vertidas por el Consell y el Grupo del PP en las Cortes contra la asamblea de concejales valencianos, catalanes y baleares impulsada por Acció Cultural con ocasión del 25 d'Abril, Fernández dijo que los populares están "por encima de las polémicas" y añadió que "algunos necesitan la controversia para justificar su existencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 2000