GENTE

UN SILENCIO DE MIL AMORES

El brasileño Geraldo Peres ha cumplido 35 años sin hablarle a Sebastiana Salgado, la mujer con quien está casado, aunque el voto de silencio no le impidió formar con ella una familia de doce hijos, informa la prensa carioca. La pareja, que hace ocho días renovó en un altar sus promesas de amor eterno, no se comunica directamente desde 1965, cuando Geraldo descubrió que uno de sus hijos podría no ser suyo "debido al color azul de los ojos". Esa situación de desconfianza condenó desde entonces a Sebastiana a mantener una relación amorosa muda, pero no incompleta, ya que, según comentó a los periodistas, "cuando él quería alguna cosa no hablaba nada, pero me daba unas palmaditas". Los mismos hijos de Sebastiana y Geraldo se han encargado desde entonces de crear un particular sistema de comunicación en el que ellos sirven de intermediarios. Geraldo, de 71 años, dijo que, a pesar de la dolorosa duda, "no existe rabia. El cariño sigue siendo el mismo", como parece probar el hecho de que desde que no se hablan han tenido cinco hijos.-

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS