Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aberchan queda en minoría en Melilla al perder dos diputados del GIL

El Gobierno melillense -formado por Coalición por Melilla (CpM), el Grupo Independiente Liberal (GIL) y el Partido Independiente de Melilla (PIM) y encabezado por Mustafa Aberchan (CpM)- quedó ayer en minoría después de que dos de los siete diputados del GIL se pasaran al Grupo Mixto. La crisis estaba anunciada desde la dimisión, el pasado miércoles, de uno de ellos, Francisco Suárez, como consejero de Empleo.

Francisco Suárez y Enrique Cabo (GIL) formalizaron ayer su pase al Grupo Mixto aduciendo desacuerdos serios con el Gobierno que preside Mustafa Aberchan. Pero también alegaron diferencias con la dirección de su formación. La configuración actual del Parlamento local queda así: Coalición por Melilla: cinco diputados; PP: cinco; GIL: cinco (tenía siete); PIM: dos (tenía tres); UPM: tres; PSOE, dos, y Grupo Mixto: tres). El Ejecutivo dispone, por tanto, del apoyo de sólo 12 de los 25 diputados de la Cámara. Con estas dos nuevas deserciones son ya tres los miembros del Grupo Mixto, en el que se situó hace un mes Francisco Robles al dimitir como consejero de Recursos Humanos.Enrique Cabo justificó su pase al Grupo Mixto por "la falta de apoyo" del Gobierno local. Y alegó también encontrarse muy incómodo dentro del GIL. "Las relaciones dentro del partido con los compañeros son muy malas. Existen dos grupos: los de Melilla y los que vienen de fuera", concluyó.

Francisco Suárez, quien anunció el miércoles su abandono como responsable de la Consejería de Empleo, afirmó entonces que tenía que pensarse su pase al Grupo Mixto. Sólo ha tardado 48 horas en decidirse: "El pacto que se mantiene entre Coalición por Melilla, el GIL y el PIM es insostenible. Debe haber una remodelación urgente de pactos y de Gobierno para salvar la estabilidad de la ciudad".

Cuenta atrás

Las reacciones de la oposición no se hicieron esperar. El portavoz del PP, Ignacio Velázquez, afirmó: "Ya ha comenzado la cuenta atrás hacia la moción de censura contra Mustafa Aberchan". No obstante, para que prospere dicha moción será imprescindible que se unan toda la oposición: el PP, Unión del Pueblo Melillense, el PSOE y el Grupo Mixto.

El PP y la UPM abogan por lograr una solución que propicie el desalojo del poder de la coalición gobernante. Pero subyace el problema del transfuguismo, que ayer volvió a abordar Velázquez. "No hay ningún inconveniente en que firmen la moción de censura [los diputados del Grupo Mixto] porque no se les puede calificar de tránsfugas", afirmó.

Velázquez, que recordó que Aberchan siguió gobernando cuando contaba sólo con sus cinco diputados, no confía en que el presidente de la ciudad autónoma dimita tras perder la mayoría. "Hay que acabar con el Ejecutivo lo antes posible, antes de que ellos acaben con la ciudad", subrayó el dirigente popular.

Juan José Imbroda, presidente de la UPM, aseguró que su partido está dispuesto a asumir responsabilidades. En cambio, Rafael Villuendas, responsable regional del PSOE, señaló que no es el momento de plantear mociones de censura. "Le toca a Aberchan mover ficha", dijo. A su juicio, el presidente de Melilla debe dialogar con todos los grupos parlamentarios "sin condiciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de mayo de 2000

Más información

  • El PP y UPM quieren presentar cuanto antes una moción de censura