Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fura estrena hoy en Bruselas 'OBS', que mezcla 3D, 'Macbeth' y los 'shows' televisivos El grupo catalán combina elementos reales y virtuales en su nuevo espectáculo

La Fura dels Baus se ha asomado a Macbeth, y si Shakespeare pudiera ver el resultado iba a enterarse de lo que son en realidad ruido y furia. Una Fura que bucea en su propia esencia estrena hoy en Bruselas, en el marco del Euro Theater Festival, su séptimo espectáculo de lenguaje estrictamente furero, titulado OBS. En el montaje se mezclan Macbeth, "los shows televisivos estilo Tele 5", según el grupo, e imágenes en 3D.

El nuevo montaje de La Fura dels Baus -compañía que cumple 21 años de existencia- se estrenará en España el 2 de junio en El Ejido (Almería). Posteriormente realizará una gira por diversas ciudades del país y tiene ya actuaciones comprometidas en Argentina, México, Brasil y Australia, así como en diversas capitales europeas. OBS es una coproducción internacional en la que han intervenido Bélgica, Italia, Austria y España.El espectador de OBS recibe a la entrada las típicas gafas polarizadas que permiten la visión estereoscópica, en 3D, de las imágenes que se proyectan durante la representación. La Fura añade así a sus elementos tradicionales de impacto sobre el público "ilusiones ópticas que envuelven al público y lo sumergen en nuevos entornos perceptivos", explica el grupo.

La lectura de Macbeth, por lo visto, ha impresionado mucho a los miembros de La Fura, aunque no tanto como para ceñirse al guión del bardo, cosa que era de esperar. De todas formas, por lo que explica Pep Gatell, director de OBS y responsable de la dramaturgia junto con Jürgen Müller -que se ha encargado también de la dirección de actores (la música es de Miki Espuma y Robert Merdzo)-, queda bastante más de lo que parece de la tragedia escocesa.

Brujas presentadoras

Están las brujas, por ejemplo, aunque convertidas en presentadoras de un concurso televisivo; está el bosque que avanza sobre Dunsinane en Shakespeare, aunque transformado en OBS en una prensa hidráulica que se dirige contra el público -"así todo el mundo se siente Macbeth"-. Está la reina -pese a que en la obra original no consta que convenza a su marido para su carrera de crímenes a base de strip-tease-. Y está, claro, Macbeth.

"Hemos contemporizado su historia", dice Gatell. "Nos interesa especialmente la obsesión, de ahí el título, por el poder y el triunfo. Hoy, todos podemos llegar a ser asesinos, como prueba la responsabilidad europea en la guerra de Kosovo y el aplauso que desataron los bombardeos. Por otra parte, en un momento de debilidad cualquier sueño te puede cambiar. La vida es un triunfo aparente: eso podría resumir el espectáculo. Cuando consigues algo -la corona en Macbeth-, deseas otra cosa y otra, existe una vorágine, una espiral de frustración continua del deseo".

La Fura ha asumido la interpretación de Macbeth que hace Daniel Fernández -el editor de Edhasa-, responsable de los textos de OBS, de que la historia es en el fondo un asunto de sexo. "Allí el engaño se produce a través del sexo, aquí, en OBS, mediante la realidad virtual", apunta Gatell. "La arquitectura dramática es la misma, pero a nuestra manera".

Los textos no los dicen los actores. "Son sampleados y lanzados como una parte de la partitura musical, o corren a cargo de los personajes virtuales que aparecen en las pantallas y con los que interactúan los actores reales". ¿Tiene esto que ver con una inveterada desconfianza de La Fura hacia la palabra? "Cuando hablan, los actores la cagan", señala Gatell. "Es difícil mezclar nuestro estilo con el decir texto, que los actores puedan hacerse entender y a la vez realizar acciones contundentes". ¿Es furero el nuevo espectáculo? "Si eso significa que el público está en el centro del escenario y que sufre consecuencias dramáticas de la acción, pues sí; esa es la marca de la casa. Pero esta vez la estructura dramática es distinta: aquí hay unos personajes que comienzan y acaban, que tienen una progresión; eso no había pasado en los anteriores espectáculos fureros".

El director destaca que toda la escenografía de OBS es móvil. De las gafas polarizadas advierte que nadie vaya a pensar que será como el Imax. "El 3D a veces sale mejor, a veces peor, hay trozos más logrados que otros; con el sistema conseguimos una profundidad y unos momentos en los que parece que los personajes de la pantalla están en escena". Gatell subraya que el espectáculo es vertiginoso y de un ritmo frenético.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de mayo de 2000