Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecevit logra el acuerdo de la oposición turca para elegir presidente

La coalición tripartita que gobierna en Turquía anunció ayer, tras una larga noche de deliberaciones, el nombre del candidato que respaldará en las elecciones presidenciales que comenzarán mañana para elegir al sucesor de Suleyman Demirel como jefe del Estado. El actual presidente del Tribunal Constitucional, Ahmet Necdet Sezer, caracterizado por su talante liberal y reformista, logró el apoyo unánime de la coalición gubernamental.

La decisión también fue aplaudida por los líderes de los dos principales partidos de la oposición, el islamista Partido de la Virtud (FP) y el conservador Partido de la Recta Vía (DYP). A la medianoche de ayer se cerró el plazo de presentación de candidaturas para ocupar la presidencia, que Demirel abandonará el próximo 16 de mayo tras cumplir los siete años en el cargo. En las dos últimas semanas se han barajado apresuradamente nombres de políticos, militares y académicos que pudieran tomar el relevo de un presidente cuya continuidad quedó definitivamente vetada el pasado 6 de abril, cuando el Parlamento rechazó la posibilidad de ampliar el mandato presidencial a dos periodos consecutivos de cinco años. Mesut Yilmaz, el líder conservador del socio minoritario del Gobierno, el Partido de la Madre Patria (ANAP), no consiguió finalmente hacer realidad su deseo de convertirse en el décimo presidente de la República, ya que sus aspiraciones fueron apaciguadas por el primer ministro Ecevit, consciente de que la fuga de uno de sus socios podría ocasionar importantes desequilibrios en una coalición calificada como una de las más estables de las últimas décadas.

Junto a Sezer, que parte como gran favorito en la votación de mañana en el Parlamento, compiten otros candidatos propuestos por las diferentes formaciones políticas, de entre los que cabe destacar el actual presidente del Parlamento y ex primer ministro, Yildirim Akbulut, del Partido de la Madre Patria, y el antiguo jefe del Estado Mayor, el general Dogan Güres, del Partido de la Recta Vía, dos nombres que podrían hacer sombra al candidato propuesto por el Gobierno.

Aunque tanto los líderes de la coalición gubernamental como de la oposición coinciden en respaldar a Sezer como futuro presidente de la República, habrá que esperar a la votación de mañana para saber si los diputados de cada una de las formaciones son de la misma opinión que sus jefes de partido. En la primera ronda de votaciones, los candidatos deberán reunir 367 votos, es decir, dos tercios de la cámara, para pasar a la segunda votación, que tendrá lugar el 1 de mayo. Ésta también deberá ser superada con mayoría de dos tercios para tener acceso a la tercera ronda, en la que se necesitará el respaldo de 276 diputados, es decir, de la mayoría absoluta. Si ninguno de los aspirantes lograra esta mayoría, se celebraría una cuarta votación entre los dos candidatos más votados en la última ronda, y si finalmente ningún candidato obtiene la mayoría absoluta, el actual presidente, Suleyman Demirel, disolvería el Parlamento y convocaría nuevas elecciones generales. Esta última hipótesis es la más temida por los analistas políticos, quienes opinan que, en caso de celebrarse de nuevo comicios en el país, el ultraderechista Partido de Acción Nacionalista (MHP) podría obtener una mayoría suficiente para gobernar en solitario.

Sezer, de 59 años, ha sido miembro del Tribunal Supremo y fue elegido presidente del Tribunal Constitucional en 1998, cargo desde el cual se ha granjeado la fama de defensor de la libertad de expresión y de la democracia. Sezer formó parte del tribunal que clausuró hace dos años el islamista Partido del Bienestar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de abril de 2000

Más información

  • El reformista Sezer sucederá a Demirel