Pagados con el dinero del Estado

Estos voluntarios cobran al día poco más de 500 pesetas. Se las paga el partido a cargo de los presupuestos del CIO (Central Inteligence Office). Los presupuestos de Defensa, 44 veces superiores a los del Ministerio de Desarrollo Agrícola, son los que soportan la campaña de la tierra. El Supremo ha declarado ilegal la ocupación de las granjas, pero Mugabe y su brazo ejecutor en la Asociación de Veteranos (50.000 miembros, de los que un 10% participa en las ocupaciones), Chenjerai Hunzvi, alias Hitler, no ceden, pese a sus declaraciones, en su objetivo.¿Qué sucederá después de los comicios? ¿Podrá toda esta gente mantener el control de una tierra arrebatada por la fuerza o la intimidación y sin título de propiedad alguno? Smart no admite la existencia del MCD ni su derecho a efectuar campaña. Muchos en Zimbabue están convencidos de que si ganara el MCD, habría muchos muertos. "El Reino Unido y la Unión Europea tienen que obligar a Mugabe a convocar las elecciones y enviar observadores para evitar el fraude", asegura G., de Harare. "Este hombre está destruyendo el país y el Estado de Derecho".

Más información
Los 'veteranos' de Zimbabue reconocen que ocupan granjas para amedrentar a la oposición

La Unión Comercial de Granjeros (UCG, principal financiador del partido de la oposición) refresca algunas cifras: las granjas en manos de los blancos generan más de la mitad de los ingresos en divisas fuertes de Zimbabue; producen el 40% de las exportaciones; contribuyen al 18% del PIB y emplean al 26% de la fuerza laboral. La UCG recuerda que desde 1980, el Gobierno ha adquirido con el fondo británico (12.000 millones de pesetas) 3,5 millones de hectáreas y que, según Margaret Dongo, la diputada de la oposición más pertinaz, fueron a parar en su mayoría al entorno de Mugabe.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS