Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Becerril formaliza su renuncia como concejal del Ayuntamiento de Sevilla

La ex alcaldesa de Sevilla y concejal del Partido Popular, Soledad Becerril, dijo ayer adiós a 13 años de dedicación plena a la política municipal en Sevilla. Su nuevo cometido como vicepresidenta tercera de la mesa del Congreso le obliga a abandonar sus tareas en el Consistorio sevillano. Becerril aseguró: "Políticamente me sigo debiendo a la ciudad de Sevilla y su provincia, y como diputada elegida por estos ciudadanos me voy a entregar de pleno en mi nueva tarea en el Congreso".

Aunque ya se había barajado la posibilidad de que Soledad Becerril renunciara a su cargo como presidenta del Grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, ella misma anunció ayer públicamente la decisión de dejar el Consistorio para dedicarse plenamente a su nueva tarea como diputada por Sevilla y vicepresidenta tercera de la mesa del Congreso. La número 14 de la lista municipal del PP por Sevilla, Almudena Zubiría, pasará ahora al Grupo Popular del Ayuntamiento.Becerril cierra así una etapa en su trayectoria política que la devuelve a Madrid. Sevillana de adopción y madrileña de nacimiento, en sus 13 años de vinculación política con la capital de Andalucía ha desempeñado los cargos de alcaldesa, primer teniente del alcalde y concejal, siempre por el Partido Popular. Antes, en 1981 y bajo las siglas de la UCD, se convirtió en la primera mujer que accedió a una cartera ministerial -fue nombrada ministra de Cultura por el presidente Leopoldo Calvo Sotelo- tras la instauración de la democracia en España. Además, contribuyó como ponente representante de UCD en 1979 en la redacción del Estatuto de Autonomía de Andalucía.

A pesar de que los cargos de concejal y vicepresidenta tercera del Congreso son legalmente compatibles, Becerril admitió que la imposibilidad de adecuar los horarios - "el trabajo en el Congreso no me va a permitir cumplir bien en el día a día con mis obligaciones en el Ayuntamiento", dijo- le hizo decidirse por su nuevo destino en Madrid.

"Nadie es imprescindible y el Grupo municipal Popular continuará su andadura con muchas ganas de trabajar", comentó. Becerril trató ayer de comunicar su renuncia como edil al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, pero fue imposible ya que éste se encontraba enfermo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de abril de 2000

Más información

  • Ocupará la vicepresidencia tercera de la mesa del Congreso