Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plazo para que Bassella quede deshabitada acaba mañana

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), organismo responsable de la construcción del pantano de Rialb (Noguera), ha enviado una carta a los vecinos que todavía permanecen en Bassella para recordarles que mañana expira el plazo para entregar las llaves de sus casas.El pantano de Rialb, que con 402 hectómetros cúbicos es el de mayor capacidad de Cataluña, fue inaugurado el pasado 14 de febrero. La construcción de este embalse ha obligado a desalojar de forma forzosa a unos 400 habitantes de seis localidades: Tiurana, Miralpeix, Bassella, Aguilar, Castellnou de Bassella y La Clúa. Los primeros en abandonar sus casas fueron los vecinos de Tiurana, la población más próxima a la presa y, por tanto, la primera que quedó completamente anegada cuando hace un año se comenzaron a embalsar 30 hectómetros cúbicos de agua.

Mañana, como ocurrió durante el proceso de desalojo de Tiurana, los funcionarios de la CHE se desplazarán a Bassella para recoger las llaves de los 60 vecinos que no lo hicieron hace un año en el primer requerimiento. Aunque no todo el término municipal se halla dentro del vaso del pantano, la CHE quiere que los afectados abandonen sus casas de forma inmediata por razones de seguridad, ya que en caso de lluvias torrenciales subiría el nivel de las aguas, aunque sólo existiría un peligro real de inundaciones a partir de los 200 hectómetros cúbicos almacenados.

El alcalde de Bassella, Ramon Angrill, del PP, dijo ayer que habrá algunas familias que no podrán entregar las llaves mañana porque aún no han resuelto el problema de la nueva vivienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de abril de 2000