Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUNGA DE LA MAYOR EMPRESA ESPAÑOLA

Los 90.000 empleados fijos de Telefónica recibirán 420.000 millones en opciones

"Es hora de rendir cuentas", dijo el presidente de Telefónica, Juan Villalonga, ante unos 800 accionistas que representaban el 42% del capital. Después reconoció "sólo un error: no haber extendido desde el principio a todos los trabajadores" los planes de opciones (stock options) de los que se benefician desde 1997 él mismo y un grupo selecto de directivos. Para enmendarlo, la junta aprobó un plan a cuatro años por el que se repartirán paquetes de ocho a 40 opciones, según salarios, a 90.000 empleados. Al final del periodo, si la acción se triplica, recibirán 420.000 millones (4,6 por empleado, de media).

El plan de opciones para la base del grupo Telefónica en el mundo ha sido bautizado como Programa TIES. A él pueden acogerse todos los empleados del grupo en España y el extranjero, que tengan la condición de fijos y que no participen en otros planes de opciones. Telefónica estableció en febrero de 1997 un plan de opciones para 100 altos cargos (Plan RISE), otro en marzo de 1999 para 450 ejecutivos (TOP) y tiene programas similares en TPI-Páginas Amarillas y Terra.Villalonga aseguró que el objetivo del TIES es vincular a todos los trabajadores con la filosofía que ha guiado su gestión desde que llegó a Telefónica en 1996: "La revalorización de la acción en Bolsa" y comprometerlos con la compañía, a la que definió como una "gran familia". Con su apuesta se ha ganado el apoyo de los sindicatos UGT y CCOO, aunque para llegar a la paz social haya tenido que sacrificar más de 20.000 empleos en Telefónica de España.

Principios de TIES. El programa social de opciones consistirá en ofrecer a sus destinatarios la posibilidad de adquirir un número determinado de acciones de Telefónica. Adicionalmente, a quienes se hayan adherido ahora al plan se les concederá un número variable de opciones en función de la revalorización de los títulos en Bolsa durante el periodo de vigencia del programa. Para articular el plan, la junta de accionistas aprobó ayer dos aumentos de capital por 1.197.880 y 31.502.224 millones de euros de valor nominal.

Adquisición inicial. El programa se abre con el derecho a comprar un número de acciones, en función de tramos salariales anuales (siete), a cinco euros (831,9 pesetas). Estas acciones se pueden vender cuando se quiera, pero se pierde el derecho a las opciones posteriores.

Tramos salariales. El primer tramo salarial (menos de 3,4 millones de pesetas ) da derecho a ocho acciones. El segundo (entre 3,4 y 5 millones), a 12 acciones; el tercero (5 a 7,5), a 16; el cuarto (7,5 a 10), a 24. El quinto tramo (10 a 13 millones) ofrece hasta 30 acciones y el sexto (de 13 a 17), 40. El último tramo, al que sólo se pueden acoger 45 personas, da derecho a 48 acciones.

Ámbito de aplicación. Sólo pueden beneficiarse los trabajadores fijos que no tengan programas similares. Están excluidos expresamente los empleados de Telefónica en Chile porque la legislación no lo permite, de Terra y de TPI porque tienen programas propios.

Forma de pago. Está previsto que la compra de acciones se descuente en nómina, aunque tal vez no sea posible en todas las filiales latinoamericanas.

Periodo de suscripción. En principio, se ha establecido el próximo 1 de junio como límite para confirmar la adhesión.

Asignaciones posteriores. A los dos, tres y cuatro años se asignan las opciones sobre acciones, en función de la revalorización de las acciones respecto al valor de referencia en el momento de aprobarse el TIES (ayer se estableció en 25,40 euros). Por cada dos puntos de revalorización se tendrá derecho a una opción por cada cuatro acciones inicialmente adquiridas.

Retribución final. El plan está calculado para que si el beneficiario mantiene sus acciones durante el plazo de vigencia (cuatro años), y suponiendo que la acción triplique su valor en Bolsa (hasta 76,2 euros), se obtenga una retribución cercana a una anualidad salarial neta. Los sindicatos estiman que el plan puede reportar un total de 420.000 millones de pesetas a los beneficiarios. De ahí su satisfacción por el acuerdo con la empresa.

"Tengo que afrontar una responsabilidad con la compañía", afirmó Jesús Vesperinas, responsable del sector de telecomunicaciones de CCOO, para justificar ante la asamblea el acuerdo con la empresa después de años de conflicto a causa de los ajustes de plantilla.

Vesperinas y su homólogo en UGT, Alejandro Llanos, intervinieron en la sala donde estaba el consejo. Villalonga les dio inesperadamente la palabra en el momento en que se desataron unos pequeños incidentes en la sala destinada a los accionistas de a pie, que seguían la junta por circuito cerrado.

El presidente de Telefónica agradeció "en nombre del consejo, las palabras de "Jesús y Alejandro". Dijo que se mostraba orgulloso porque el acuerdo con las centrales "es un ejemplo de las relaciones que deben establecerse en una empresa moderna" y señaló que el secretario general de la Union Netwok International, que agrupa a más de 140 sindicatos en el mundo, le ha fecilicitado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2000

Más información

  • El grupo repartirá paquetes de entre ocho y 40 acciones a sus trabajadores de todo el mundo