Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:NI ANCHO NI AJENO

Fusiones y confusiones

Desde hoy mismo, ya pueden acudir vecinos e investigadores a contemplar la historia en la Biblioteca Valenciana. En este país, la historia se hornea en las inauguraciones. Y cuando sus ilustrísimas inauguran algo les entra el mal de altura y se ponen trascendentes. El duque de Calabria recitó las coplas de Jorge Manrique que estaban de moda, y el presidente Zaplana ha hablado de modernidad, que también está de moda. En todo caso, el monasterio renacentista de Sant Miquel dels Reis, después de tantos usos, alguno infame, ha encontrado sus más limpios orígenes: un espléndido centro de lectura y difusión del libro. Es decir que, a pesar de Terra Mítica, aún disponemos de espacios inteligentes. Otra cosa es el endeudamiento de la Generalitat. Al poder valenciano no hacen más que sacarle los colores.

En el fondo de la caja de Pandora Y eso que ha colocado a Francisco Camps de segundo de Luisa Fernanda Rudi, que ascenderá a primera presidenta del Congreso, como Pandora ascendió a primera dama del Olimpo. En Madrid, a Eduardo Zaplana se le ocurrió abrir la caja de Pandora, y ahora se muestra sorprendido de la que se ha montado. ¿Es que al presidente se le ha olvidado la mitología? Y aunque se escuda en que la decisión corresponde a las entidades ¿ financieras o de ahorro?, todas las especulaciones se han desencadenado. Julio de Miguel, presidente de Bancaixa, habla de alianzas; mientras Vicente Sala que lo es de la CAM, ha encargado un informe de viabilidad a la firma Boston Consulting. La fusión asoma la otra oreja. Y Martín Sevilla, consejero de la CAM, va a pedir una convocatoria urgente del órgano de dirección. Mientras, la oposición ya ha tomado medidas: Antonio Moreno, portavoz del PSPV, y Joan Antoni Oltra, portavoz adjunto de EU, en las Cortes, han expresado su desconfianza acerca de las intenciones e inoportunas injerencias de Zaplana. Por su parte, los sindicatos UGT y CC.OO. advierten del posible peligro de la fusión de ambas cajas que podría afectar considerablemente sus respectivas plantillas. Conmociones políticas, laborales y económicas. Aunque a quienes apenas sí se les tiene respeto es a los usuarios de las cajas, a los impositores, que sostienen todo el tinglado, con sus ahorros, y quienes, ya se verá, empiezan a cansarse de que jueguen con sus dineros tan descaradamente. Saben que en el fondo de la caja de Pandora, quedó la esperanza. Pero saben también que la esperanza tiene sus veleidades y puede ingresar en la sustanciosa nómina del transfuguismo.

¿La mayoría justifica la descortesía?

Como los socialistas valencianos no se aclaran, la Comisión Política del PSOE, que tampoco se aclara del todo, ha puesto a Luis Pizarro y Juan Antonio Barrio a remendar los descosidos de la segunda federación del PSOE. La segunda federación del PSOE es un fecundo criadero de sensibilidades, rompecabezas y extravíos. Veremos cómo se las ventilan los pacientes interlocutores, para restañar la profunda crisis y pacificar a las encrespadas tribus. En cualquier caso los "ojos y oídos" de Manuel Chaves pueden sentar plaza en el martirologio, que es también una forma de ponerse a salvo de cualquier previsible estampida. Por su parte, el Consell Politic de EU ha decidido no dimitir colectivamente, después de aprobar el análisis de los resultados de las pasadas elecciones, ¿qué indicios habrán descubierto para mantener tan saludable entereza? Una reciente foto, en estas mismas páginas, de Joan Ribó y Antonio Moreno, tenía el aire épico de Novecento: marchaban decididamente hacia el Palau, pero Zaplana les dio el esquinazo. Entonces los dirigentes de EU y del PSPV, declinaron negociar con segundos. Nunca, en democracia, una mayoría aplastante aplasta la cortesía y aún menos a la minoría. Por eso se comprende que Font de Mora consultara a su psicólogo: es síntoma de sensibilidad y le honra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de abril de 2000