Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia de EEUU estudia pedir que Pinochet declare en Chile

La justicia de EEUU no descarta pedir que el ex dictador Augusto Pinochet declare a través de un exhorto en la investigación que realiza la Corte del Distrito de Columbia por el asesinato del ex ministro chileno Orlando Letelier y su secretaria Ronnie Moffit, afirmó ayer el abogado que representa los intereses norteamericanos en Chile en este caso, Alfredo Etcheverry. Las declaraciones que entreguen a la justicia chilena en los próximos días los 46 ex altos funcionarios de Pinochet -entre generales en retiro, ex ministros y ex miembros de la policía política- que serán interrogados como testigos en el caso Letelier por petición de la Corte de Columbia, "pueden arrojar luz sobre otros nombres que estén implicados en esto", agregó el jurista. El embajador de Estados Unidos en Chile, John O'Leary, afirmó ayer que su país está agradecido de que los tribunales chilenos hayan reconocido la jurisdicción de EEUU en este crimen, cometido por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), en septiembre de 1976 en Washington.

Aunque en Chile fueron condenados los dos máximos jefes de la DINA como autores intelectuales del crimen, Manuel Contreras y Pedro Espinoza, y en EEUU fueron sentenciados tres cubanos y dos ex agentes de este organismo, el caso sigue abierto a la búsqueda de la persona que dio la orden de cometer el atentado. Etcheverry recordó ayer que para EEUU el caso es "muy grave".

Mientras varios de los ex funcionarios de la dictadura citados alegan no tener nada que declarar en este caso y otros advierten que esto forma parte del cerco judicial contra Pinochet, el Gobierno pidió ayer acatar las resoluciones de la justicia. Entretanto, el detenido general Raúl Iturriaga, también ex mando de la DINA, y sobre quien pesa una petición de extradición a Italia por el atentado contra el ex vicepresidente Bernardo Leighton, designó ayer a Jorge Balmaceda como su abogado defensor. Éste denunció ayer el "cariz de carácter jurídico" que se da "a situaciones que son eminentemente políticas y que tienen como único objetivo tratar de empañar el brillante gobierno militar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de marzo de 2000