Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad estudia limitar el tráfico si aumenta la contaminación

Las mediciones realizadas durante el último mes por la Consejería de Medio Ambiente revelan un aumento de la contaminación atmosférica en un tercio respecto a los valores habituales en estas fechas y aconsejan una reducción del uso del vehículo privado como medida para reducir las concentraciones. Si la situación no mejora en un mes, la Comunidad baraja imponer limitaciones al tráfico. Medio Ambiente hizo ayer un llamamiento a los madrileños "para que utilicen el transporte público en sus desplazamientos por la capital y los municipios limítrofes", lo que se podría traducir en restricciones al tráfico privado si esta situación se mantiene un mes más.

El origen del problema es compartido por la sequía y por la emisión de contaminantes de los vehículos de motor. "La estabilidad anticiclónica facilita la formación de inversiones térmicas, que impiden la correcta dispersión de los contaminantes", explicó a Efe el director general de Calidad Ambiental, Ignacio López-Galiacho.

"Las mayores concentraciones son de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión, cuyas emisiones proceden de los vehículos", explicó López-Galiacho "Si durante el próximo mes continuamos sin lluvia y sin vientos, habría que estudiar imponer limitaciones al tráfico, como ha ocurrido en otras capitales europeas, como París o Milán", agregó.

No obstante, el director de Calidad Ambiental aseguró que, aunque los valores de contaminantes son más altos de lo habitual, "todavía están lejos de alcanzar niveles alarmantes", y añadió que "durante el periodo estudiado no se han superado los límites que alertan sobre posibles efectos a la salud".

Polución

La portavoz adjunta del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Cristina Narbona, consideró hace unos días "muy preocupante" que la contaminación media anual registrada en Madrid en 1999 por óxidos de nitrógeno y por hidrocarburos, generados por los automóviles, aumentara un 2%". En su opinión, esto "demuestra que el Ayuntamiento sigue sin hacer nada para combatir la polución generada por los automóviles mediante la restricción del tráfico privado".

La edil socialista calificó de "irresponsable " al Ayuntamiento por no hacer mediciones en las estaciones de la red automática de los contaminantes más perjudiciales para la salud, tales como "el plomo, el cadmio, el mercurio o el arsénico, o sustancias como los ácidos clorhídricos o fluorhídricos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de marzo de 2000