Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una española en el único museo del mundo dedicado al arte femenino El MNWA de Washington muestra una antológica de la pintora Remedios Varo

El empeño personal de dos coleccionistas de arte, Wilhelmina y Wallace Holladay, ha permitido que Washington cuente con el único museo del mundo especializado en el reconocimiento de la mujer en las artes. El Museo Nacional de Mujeres Artistas (MNWA) inició su andadura en 1981 y hoy cuenta con una colección de 2.500 obras, además de una vasta biblioteca dedicada al arte femenino. Hasta el próximo 29 de mayo, el museo dedica por primera vez en EEUU una exposición a la pintora surrealista española Remedios Varo, fallecida en 1963 en México.

Octavio Paz dijo de Varo que "pinta lentamente rápidas apariciones". The New York Times publica que está "inspirada por sueños, ciencia y la experiencia de las mujeres". Desde una roulotte que transporta a un pianista a través de un bosque sombrío hasta una mujer que fabrica una papilla de estrellas para alimentar a la Luna, la pintora española Remedios Varo (1908-1963) recoge las tendencias en lo que para los críticos es un surrealismo mexicano tardío. Y es que la artista, la pintora y la mujer que se encuentra tras todos estos dibujos, bocetos y cuadros recogió gran parte de su experiencia en México durante los últimos años de su vida. Pintora de recuerdos. Aunque poco y tardíamente reconocida, la obra de Remedios Varo se esconde tras una serie de dibujos intimistas que retratan su corta vida. El Washington Post describe a la artista como alguien cuyos cuadros siempre hacen pensar al espectador que los ha visto antes en alguna parte. El diario recuerda a los estadounidenses que la nacionalidad de la artista es española, aunque sea cierto que la mayor parte de su obra se desarrolló en las décadas de los cuarenta y cincuenta, cuando Varo era ya una exiliada en México. "Sus cuadros son como enigmáticas preguntas que no encuentran una respuesta precisa", afirma Luis Martín Lozano, uno de los coordinadores de la exposición: "Varo tiene un pie en la tradición, y el otro, en la experimentación".

Aunque Varo sea probablemente una de las pintoras surrealistas menos conocidas, fue compañera de clase de Salvador Dalí. De ahí su presentación de los sueños, la imaginación y el simbolismo que en ciertos momentos puede recordar al genio surrealista de Figueres, y que en Remedios Varo se transforma en una presentación personal y única, fantasiosa y llena de misterio y enigmas.

"Es una exposición exquisita. Me gusta la línea fina que maneja la artista y las expresiones en los rostros", afirma Juan Diego, un visitante colombiano. "La mejor artista surrealista después del Bosco", asevera N. Hawje, profesora ayudante de la Academia de Arte de Tirana (Albania).

María de los Remedios Varo Uranga (1908-1963) nació en Anglés (Girona) y creció en Madrid. Durante su adolescencia fue alentada por su padre, un ingeniero hidráulico y librepensador, a que desarrollara su talento artístico. Varo se convirtió así en una de las primeras mujeres estudiantes en la Academia de San Fernando en 1924. Cuando terminó su aprendizaje, Remedios se casó con un condiscípulo de la Academia, Gregorio Lizarragay, y ambos se establecieron en París durante un año.

En 1937 rompió esa relación y se fue a vivir con el poeta surrealista Benjamin Péret, que la introdujo en el círculo íntimo de André Breton. En 1940, la artista fue hecha prisionera por los alemanes y al año siguiente se fue con su marido a México, donde pasó a formar parte de un grupo de artistas exiliados, entre los que se encontraban Leonora Carrington, Gunther Gerzso y Esteban Francés. En 1952 se casó con un político refugiado austriaco, Walter Gruen, auténtico devoto de su obra, que la convenció para que se dedicase únicamente a la pintura. La artista española murió en México en 1963 de un ataque al corazón, cuando tenía 55 años.

700 artistas

El Museo Nacional de Mujeres Artistas de Washington fue fundado en 1981, pero durante cinco años su sede no fue otra que el domicilio de sus impulsores, Wilhelmina y Wallace Holladay. Actualmente es el único del mundo dedicado exclusivamente al reconocimiento de las mujeres artistas en las artes visuales, plásticas y literarias. Su colección permanente contiene más de 2.500 obras de unas 700 artistas, entre las que se encuentran Judith Leyster, Mary Cassatt, Camille Claudel, Elizabeth Catlett o Georgia O'Keeffe. El museo dispone también de una biblioteca y un centro de investigación. Además, publica una revista trimestral y tiene comités en 22 estados.

El museo se encuentra en el número 1.250 de New York Avenue, en Washington, DC, en un edificio histórico cercano a la Casa Blanca. La entrada es gratuita. Página web: www.nmwa.org

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de febrero de 2000