Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión Europea propone recortar el gasto agrícola en dos años

El fuerte compromiso financiero para la reconstrucción de los Balcanes, considerablemente superior al previsto por los Quince, obligará a transferir fondos de los programas de ayuda externa y a rebañar 300 millones de euros anuales del gasto agrícola durante los ejercicios presupuestarios de 2001 y 2002 de la UE. Así lo advirtió ayer la comisaria de Presupuesto, Michaele Schreyer, al explicar las "orientaciones preliminares" acordadas por la Comisión Europea sobre las cuentas del próximo año.

Las prioridades políticas de la Comisión en 2001 serán fundamentalmente la ejecución del Pacto de Estabilidad para los Balcanes Occidentales, que necesitará del trasvase de dinero de los programas de ayuda externa y de la agricultura. Los Quince habían previsto en marzo pasado, en la Cumbre de Berlín, destinar 1.500 millones de euros para la reconstrucción de los países balcánicos de aquí al año 2006. Sin embargo, la Comisión calcula que la cifra real será de 5.500 millones sin contar con una futura y previsible ayuda a Serbia. "Habrá que sacar el dinero de alguna parte", dijo Schreyer, miembro del partido Verde alemán.

La comisaria fue muy imprecisa al explicar qué apartados del presupuesto agrícola exigirán una revisión en el próximo ejercicio. "Será mínimo el recorte, aproximadamente un punto por debajo de las estimaciones calculadas inicialmente en 40.000 millones de euros", dijo Schreyer.

Para el siguiente ejercicio de 2002 el ahorro procedería del régimen de subvenciones al azúcar. La responsable comunitaria agregó que los programas de desarrollo rural no se verán afectados y serán incrementados en un 9,5%.

Fuentes diplomáticas califican de ambiguas las orientaciones presupuestarias de Schreyer: "Una vez más se demuestra la falta de voluntad política de esta Comisión para afrontar directamente los problemas, sin exigir al Consejo de Ministros y al Parlamento que aprueben la concesión de más dinero. Si se quiere ayudar a Kosovo hay que pagar más", afirmó ayer a este diario una fuente diplomática.

Nuevos precios

Por otra parte, la Comisión Europea adoptó ayer el paquete de precios agrícolas para que los agricultores puedan planificar sus producciones con vistas a la campaña 2000/2001. Bruselas propone al Consejo de Agricultura de la UE "ajustes técnicos menores" en los precios para dar cabida a las decisiones tomadas en el marco de la Agenda 2000 y a las reformas de las organizaciones comunes de mercado.

Los precios de intervención para el cereal se reducirán en dos etapas (de 119,19 euros a 110,25 primero y a 101,31 euros después) y se disminuirá a la vez los incrementos mensuales (de 1 euro por tonelada mensual hasta los 0.93 euros en la próxima campaña y a 0,85 euros en la correspondiente a 2001/2002).

La Comisión no descarta ulteriores reducciones en el precio de intervención a la vista de la evolución del mercado, combinadas con un ajuste en las ayudas. El índice obligatorio para el abandono de tierras está fijado en el 10% para el periodo comprendido entre los años 2000 a2006, aunque podrá revisarse en función del mercado.

La Comisión propone, igualmente, mantener los niveles actuales en el precio del azúcar, del arroz, de la carne de cerdo y de la carne de ovino, así como las ayudas destinadas a la seda. Bruselas afirma que con esta propuesta de nuevos precios agrícolas se logrará un ahorro estimado en 8 millones de euros para el 2001 y que alcanzará los 17 millones en el 2002 gracias a las reducciones en el cereal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de febrero de 2000

Más información

  • El ahorro de 300 millones de euros se destinará a los Balcanes