Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe revela el incumplimiento del plan de saneamiento financiero de Cádiz

El gobierno del Ayuntamiento de Cádiz (PP) ha incumplido casi todos los apartados del plan de saneamiento financiero aprobado en 1997 para corregir el déficit de la economía municipal hasta el año 2000. Este dictamen viene recogido en un informe sobre la tesorería local elaborado por el interventor municipal del consistorio gaditano, José Miguel Braojos, y que ayer hizo público el grupo municipal socialista progresista.El informe de la intervención sobre el grado de ejecución de este plan revela que el equipo de gobierno incumplió, durante el año 1997, casi todas las propuestas técnicas planteadas en concepto de gastos e ingresos para sanear las arcas municipales.

Las medidas previstas para recortar gastos corrientes que han sido incumplidas son: disminución de los costes del personal, establecimiento de nuevas tarifas sobre servicios que presta el Ayuntamiento y que no tienen el carácter de obligatorios, enajenación de parte del patrimonio en desuso, reducción progresivamente los contratos de prestación de servicios y suministros, y rebaja de los costes que soporta la Corporación en relación con las aportaciones de las sociedades municipales.

En el capítulo de ampliación de ingresos, la intervención especifica que se incumplieron las previsiones para 1998 y que afectaron negativamente al remanente de tesorería de ese ejercicio. El único aspecto que el informe de intervención refleja que ha cumplido el PP es la actualización anual de todos los impuestos en función del IPC.

La portavoz municipal socialista, María de la O Jiménez, enumeró todas las directrices que no se han aplicado y que, a su juicio, "demuestran la irresponsabilidad política y la incapacidad de gestión de la persona que ahora pretende gobernar Andalucía". "Desde el punto de vista técnico, el Plan no tiene ninguna complejidad. Lo que hace falta es tener voluntad y responsabilidad política para no arruinar las arcas municipales", dijo Jiménez. La portavoz advirtió de que el Ayuntamiento de Cádiz correrá el riesgo de perder la ayuda especial de 600 millones de pesetas anuales que, desde hace tres años, concede el Gobierno Central a la ciudad en reconocimiento a su insularidad. Esta ayuda precisará de un nuevo plan de saneamiento para corregir su remanente negativo de tesorería.

Por su parte, el concejal delegado de Hacienda, José Blas Fernández, restó importancia a este informe de la intervención porque, según detalló, el plan de saneamiento incluye medidas "imposibles de aplicar". A cambio, el edil del PP aseguró que el gobierno local está buscando fórmulas para mejorar la economía municipal, entre las que se incluye la elaboración de un nuevo plan de saneamiento para este mismo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de febrero de 2000