Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pide a las petroleras que "moderen y contengan" sus precios

El ministro de Industria y portavoz del Gobierno, Josep Piqué, solicitó ayer a las compañías petroleras que continúen con los "esfuerzos de moderación y contención" que han demostrado estos últimos meses al no trasladar la subida del crudo al precio de las gasolinas. Pero ayer mismo, Repsol y BP aumentaron una peseta el precio de las gasolinas. Desde la madrugada de hoy el precio medio máximo de la gasolina sin plomo será de 128,9 pesetas por litro y el de la súper, 134,9. El gasóleo se mantiene de momento en 109,9 pesetas.

Las compañías petroleras Repsol y BP, con el 55% y el 10% del mercado español, respectivamente, anunciaron ayer la tercera subida del precio de las gasolinas en lo que va de año. Cepsa, la otra empresa con mayor presencia con el 25% de cuota de mercado no tenía previsto un aumento de sus precios, pero un portavoz de la compañía no descartaba que tal medida se produjese a última hora de ayer. Con este alza, el precio de la gasolina sin plomo pasará a costar 128,9 pesetas por litro, mientras que la súper se elevará a 134,9 pesetas. De momento, ninguna de las grandes petroleras ha anunciado un alza del precio del gasóleo, pero tampoco la descartan. En lo que va de año, las gasolinas ya han aumentado cinco pesetas por litro y el gasóleo, dos pesetas.

Previsión de nuevas alzas

La subida de una peseta tampoco es la última por largo tiempo. Según fuentes del sector, las compañías siguen barajando un alza de entre tres y cinco pesetas de los precios de las gasolinas en los próximos días. Las petroleras no pueden subir las gasolinas tres o cuatro pesetas de un tirón puesto que el impacto sobre el consumidor sería muy perjudicial para su imagen y aumentaría la presión sobre el Gobierno de cara a las próximas elecciones generales del 12 de marzo.

Pese a que las propias compañías han asegurado que su situación se ha vuelto insostenible al contener el traslado del aumento de los precios internacionales del crudo y las gasolinas a los carburantes en España, hay dos factores que podrían retrasar nuevas subidas. El primero es que las compañías oigan el nuevo reclamo del Gobierno para contener los precios y el segundo es que la tendencia del precio del petróleo durante la última semana ha sido a la baja.

El portavoz del Gobierno les solicitó ayer a las petroleras que sigan con sus esfuerzos de moderación y contención de precios, práctica que las petroleras mantuvieron en el último semestre de 1999 y abandonaron a mediados de enero. Este último aumento no se verá reflejado en el índice de precios al consumidor (IPC) hasta después de las elecciones, pero como en todos los países industrializados, el aumento de los carburantes causa un gran descontento social. Ayer mismo, las 11 organizaciones que participan en el Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) exigieron al Gobierno que tome medidas contra la escalada de precios de los carburantes. Al mismo tiempo, el PSOE acusó ayer a las petroleras de pactar los precios ante la pasividad del Ejecutivo.

El precio del barril de petróleo brent sobrepasó el pasado lunes los 28 dólares y ayer se cotizaba en torno a 26,53 dólares. Si la bajada del crudo continúa, empujada por la creciente expectativa de que los grandes exportadores de crudo aumenten su producción a partir de abril próximo, las petroleras podrían recuperar algo sus márgenes de ganancia. No obstante, no bajarían los precios, tan sólo los mantendrían. Este mismo plan lo barajaron las petroleras a principios de enero, cuando el precio del crudo retrocedió más de dos dólares con respecto al de finales de 1999. Pero el plan no pudo llevarse a cabo porque el crudo repuntó en la segunda semana de enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2000

Más información

  • Repsol y BP aumentan las gasolinas una peseta a partir de hoy