CONFLICTO RACISTA EN EL EJIDO

El Parlamento Europeo se solidariza con los inmigrantes de El Ejido

El Parlamento Europeo aprobó ayer una resolución de urgencia en la que condena "los actos de violencia" de El Ejido y rechaza "tajantemente cualquier actitud de carácter xenófobo y racista". Al tiempo manifiesta "su solidaridad y respeto al colectivo de inmigrantes víctimas de las agresiones y los actos vandálicos" y "su más enérgica repulsa por los crímenes perpetrados". En Bruselas, el presidente andaluz, Manuel Chaves, rechazó cualquier comparación entre lo ocurrido en El Ejido y el líder de la ultraderecha austriaca Jörg Haider.

Más información
Aznar: "Lo fácil es opinar sin estar en el lugar"

La resolución, presentada de forma conjunta por populares, socialistas, liberales, izquierda y verdes, fue aprobada tras un emotivo debate. El popular Jorge Hernández Mollar subrayó que "ni España ni Andalucía son xenófobas o racistas". Aseguró que "lo hechos confirman la necesidad de desarrollar sin dilación los acuerdos de Tampere". Denunció que "la integración social de inmigrantes legales debe hacerse sin ninguna excusa ni dilación" y exigió "ordenar el mercado laboral para que haya igualdad y erradicar la explotación laboral y las bolsas de marginación que dan pie a hechos como los que se han padecido".La socialista Carmen Cerdeira expresó su "dolor y vergüenza" y clamó: "Todos somos inmigrantes. La movilidad geográfica no es un invento de siglo XX. Todos somos inmigrantes, o en primera persona o en la figura de algún familiar o antepasado".

Pedro Marset (Izquierda Unitaria Europea), afirmó que los sucesos "constituyen un síntoma de un problema que atraviesa toda Europa y que coincide con el auge de partidos como el de Haider". El andalucista Carlos Bautista lamentó la presión migratoria que sufre Almería y la atribuyó en parte a las relaciones entre Marruecos y la Unión Europea. "Para muchos europeos el sur es Andalucía. Para los andaluces el sur es África y queremos que la economía del sur prospere", dijo.

La socialista francesa Martine Roure denunció: "Las condiciones de trabajo son tan duras que ningún español las acepta". "La situación de apartheid que reina allí es abominable e indigna del ser humano. Durante cuatro días hemos asistido a la caza del inmigrante. No podemos aceptar que pequeños Haider locales practiquen el racismo y la dominación económica".

El también francés Fodé Sylla afirmó que los hechos "recuerdan la persecución de negros en Alabama o judíos en Alemania". "Son fruto del gueto y la explotación", denunció, y reclamó la puesta en marcha de "una comisión parlamentaria de investigación porque nos enseñará a prevenir otros conflictos semejantes en el futuro".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para el comisario europeo Chris Patten fueron unos "incidentes terribles y chocantes" que la Comisión Europea "condena sin reservas" y "una bofetada a los principios sobre los que se asienta la Comunidad". "Necesitamos legislación anti discriminatoria a nivel europeo, una política común de inmigración para promover la integración de inmigrantes en las sociedades de los Estados miembros y medidas para combatir la exclusión social", dijo.

En Bruselas, el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, declaró ante el pleno del Comité de las Regiones que hay una contradicción cuando se piden inmigrantes para trabajar y luego se les rechaza. "Hay que evitar la contradicción de llamar a los emigrantes por necesidad y después decir que no los queremos", declaró. Prodi insistió en que "hay que ser claros en España lo mismo que en los otros países donde se da esta contradicción".

Chaves, manifestó, en el mismo foro, que no se pueden comparar los hechos de El Ejido con la extrema derecha austríaca. "La situación es totalmente distinta. El comportamiento del Gobierno central y regional ante el incidente ha sido democrático. Haider se habría puesto al lado de la minoría que ha motivado los incidentes racistas y habría intentado incentivar y justificar los incidentes".

Para el presidente andaluz, "el Comité de las Regiones no puede permanecer al margen de la participación de un determinado partido filonazi que hace declaraciones racistas y xenófobas en un Gobierno de la Unión Europea".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS