Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tabacalera construirá una factoría en Alicante y cerrará la de Valencia

El alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, del Partido Popular, y la dirección de la empresa Altadis (antes Tabacalera) han cerrado una operación que permitirá construir una nueva factoría en Alicante y supondrá clausurar la de la ciudad de Valencia. Para ello, el Ayuntamiento de Alicante permuta suelo de gran valor inmobiliario por la parcela de la actual fábrica.

Merced al acuerdo, el Ayuntamiento de Alicante entregará a Altadis 73.038 metros cuadrados de suelo emplazado en zonas privilegiadas de la ciudad a cambio de los 35.000 metros que la compañía posee en el centro de Alicante. Altadis se compromete a construir una nueva factoría en el polígono industrial Las Atalayas en el plazo de dos años, en la que invertirá 5.000 millones de pesetas para concentrar la producción de tabaco negro. Una vez en marcha la nueva fábrica, se clausurarán los centros de producción operativos en Valencia y San Sebastián.El acuerdo alcanzado entre el alcalde y Altadis, pendiente de desarrollar en un convenio, posibilitará a la compañía construir un complejo de ocio y comercial en alguna de las parcelas de gran valor urbanístico que el Ayuntamiento permutará con la compañía tabaquera. Altaris tendrá dónde elegir, ya que recibirá seis solares de titularidad municipal en lugares de máximo despegue urbanístico, casi todos ellos junto al mar.

Los seis solares tienen una extensión de 73.030 metros cuadrados, y se han valorado inicialmente en 2.200 millones de pesetas. A cambio, el Ayuntamiento se hará con la propiedad de la parcela de 35.000 metros cuadrados que actualmente ocupa la factoría de Tabacalera en Alicante, en el centro de la ciudad. Ese suelo se ha valorado en 1.800 millones de pesetas. Díaz Alperi justificó la diferencia de valoración del suelo permutado (400 millones de pesetas a favor de la mercantil) "por interés social" y por "garantizar los puestos de trabajo". En el suelo que libere Altaris el alcalde planea construir un museo de la Semana Santa, una plaza y un vial.

Los dos grupos de la oposición municipal de Alicante, el socialista y Esquerra Unida, acogieron ayer con cautela la operación de permuta, y exigieron al alcalde una valoración exhaustiva de los terrenos. "En principio creemos que no es un mal acuerdo", coincidieron los portavoces de ambas formaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2000

Más información

  • Alperi le permuta suelo por 2.200 millones