_
_
_
_

El Ayuntamiento de Dos Hermanas niega que Muebles Peralta pidiera licencia de reforma

El alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), Francisco Toscano, desechó ayer cualquier posibilidad de que Muebles Peralta solicitara, al Ayuntamiento nazareno, la licencia para obras de reforma en la nave cuya entreplanta se hundió el pasado 3 de febrero causando 185 heridos. Toscano afirmó: "Hoy por hoy no aparece en los archivos del Ayuntamiento ningún documento que haga referencia a obras de reforma en esta tienda". Sí se encuentra, según el alcalde, la licencia de apertura del comercio, de 1974, y la autorización para la ampliación del edificio de 1988 a 1993.

Muebles Peralta ganó un juicio en 1993 contra la constructora y la compañía aseguradora del autor del proyecto del inmueble de Dos Hermanas por deficiencias en la estructura de forjado del edificio. La sentencia condenaba a ambas empresas al pago de 88 millones de pesetas para acometer las obras de reparación. El alcalde nazareno aseguró ayer que la empresa de muebles nunca pidió la pertinente licencia para comenzar esas obras. "A lo mejor ellos consideraban que para este tipo de actuaciones no necesitaban licencia". También explicó que desconocía que Muebles Peralta hubiera ganado un juicio por problemas de estructura del edificio.

En un comunicado de la empresa de muebles remitido el pasado jueves se señala: "Antes del pago de cantidad alguna [por parte de la constructora y la aseguradora], Muebles Peralta había llevado ya a cabo, y a iniciativa propia, importantes obras de reforzamiento". También incluye un punto en el que expone: "En la sentencia no se determinaba plazo alguno para llevar a cabo ese reforzamiento".

Toscano comentó que el Ayuntamiento mantiene el cierre cautelar del edificio y que técnicos municipales están investigando el estado del inmueble para averiguar los motivos del hundimiento de una de las plantas.

En cuanto a los afectado por el accidente, 48 personas continúan ingresadas en distintos hospitales sevillanos. De ellos, sólo una mujer, a la que extirparon el bazo y el riñón, se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos en estado muy grave.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_