Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arias-Salgado reitera que no traspasará los aeropuertos y que privatizará AENA

No habrá traspaso de aeropuertos a las instituciones catalanas si el PP puede impedirlo. La afirmación la hizo el ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, anteanoche en el Círculo Ecuestre y ayer en el aeropuerto de El Prat. Según su tesis, hay que privatizar AENA al completo para que se convierta en un gran grupo empresarial y pueda expandirse por América Latina, donde ya tiene 14 aeropuertos. Este proyecto es incompatible con el traspaso de los aeropuertos, que defienden en Cataluña tanto la Generalitat como los ayuntamientos. Arias-Salgado insistió en llevar a cabo un proceso de privatización dura de la gestión de los aeródromos; es decir, sin que el Gobierno se reserve la potestad de marcar las líneas estratégicas.El ministro inauguró la ampliación de la terminal B del aeropuerto de El Prat, dedicada a los vuelos nacionales, en las instalaciones que durante los Juegos Olímpicos de 1992 fueron destinadas exclusivamente a los desplazamientos aéreos generados por ese acontecimiento deportivo. Esta ampliación permitirá aumentar la capacidad de salidas desde esa terminal en un 43%.

El alcalde de Barcelona ofreció ayer al ministerio unos terrenos en Poblenou para construir la escuela de controladores aéreos de Cataluña. Los terrenos están incluidos en el proyecto para potenciar nuevas industrias tecnológicas en ese distrito.

Fomento propone Barajas para ir a América y El Prat para viajar a Asia

Arias-Salgado asegura que el Gobierno trabaja para que en España haya dos hubs o aeropuertos en los que se concentran todos los viajeros de un área determinada con el mismo destino intercontinental: Barajas, que concentraría las líneas con destino al continente americano, y El Prat, desde donde partirían los vuelos hacia los países de Asia. Esta propuesta fue explícitamente rechazada el pasado viernes por el consejero de Política Territoria, Pere Macias, y por el alcalde de Barcelona, Joan Clos. Ambos defienden que la política del aeropuerto barcelonés debe decidirse en Cataluña.El ministro señaló que el debate en torno a los aeropuertos no es sobre "gestión pública centralizada frente a gestión pública descentralizada, sino sobre gestión privada o pública". El ministerio defiende dejar en manos privadas la gestión integra de AENA, incluida la capacidad de decisión, pero no la navegación aérea.

Arias-Salgado cree que la participación de las administraciones autonómicas y locales en la gestión se producirá una vez que los aeropuertos hayan sido privatizados, porque así convendrá a los operadores privados. "Estoy convencido de que los gestores privados de la red imprimirán un fuerte grado de descentralización a los aeropuertos, y en esa descentralización privada tienen cabida los agentes económicos y sociales y las instituciones territoriales", dijo.

En opinión del ministro, "son muchas las ventajas" de mantener una red integral de los aeropuertos. Fragmentar AENA , que el año pasado tuvo 140 millones de clientes en el mundo, en 42 empresas no tiene sentido. Estaríamos perdiendo la oportunidad de que España disponga de un grupo empresarial de primerísima magnitud", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2000

Más información