Grand Tibidabo amenaza a Clos con impugnar la subasta del parque

Grand Tibidabo quiere recuperar el parque Tibidabo o, cuando menos, no quedarse al margen de su futura explotación. Ayer, el presidente de Grand Tibidabo, Xavier Pintó, amenazó al alcalde de Barcelona, Joan Clos, de intentar impugnar la subasta del parque de atracciones por defectos de procedimiento. También anunció que intentarán "buscar dinero" para pagar las deudas a la Seguridad Social. Mientras, Clos anunció que el parque abrirá sus puertas en abril con gestión municipal.

Pintó calificó de "hábil y oportuno" el movimiento de Joan Clos de ejercer el derecho de retracto en la subasta del parque que se adjudicó en 791 millones de pesetas en favor del grupo de Chupa Chups, representado por un subastero. El alcalde llegó a un acuerdo con la Seguridad Social para garantizar el control público de una extensión de terreno de alto valor ciudadano. Pese al reconocimiento de la jugada del alcalde, el presidente de Grand Tibidabo dejó claro que Patsa -la sociedad propietaria y que gestionaba el parque hasta que lo perdió en la subasta celebrada el pasado 27 de enero- no piensa renunciar a recuperar el parque.

Así, además de afirmar que sus abogados estudiaban la posibilidad de impugnar la subasta, también explicó en una conferencia de prensa que ayer comunicaron a la Tesorería General de la Seguridad Social que entendían que tenían un derecho preferente para pagar la deuda contraída y, de esa forma, recuperar la titularidad de las instalaciones. Pintó dijo que el parque es el principal activo de Grand Tibidabo y que si lo pierden irán a la quiebra. Añadió que estaban dispuestos a buscar el dinero -algo más de mil millones- en cualquier parte y que el grupo Medgroup -controlado por el financiero George Soros- podría estar interesado en aportar esa cifra además de la inversión necesaria para activar el negocio.

El presidente de Grand Tibidabo hizo un llamamiento al Ayuntamiento de Barcelona, a la Seguridad Social y a Chupa-Chups para " encontrar una solución conjunta a la situación".

Movilizaciones

Según Pintó, el Ayuntamiento no está capacitado para llevar adelante la gestión del parque y puso como ejemplo el final que tuvo el parque de atracciones de Montjuïc. Añadió, además, que los pequeños accionistas de Grand Tibidabo "están dispuestos a movilizarse porque el Tibidabo es lo único que les queda". Una asociación de accionistas ya ha anunciado dos manifestaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el alcalde garantizó ayer que el parque Tibidabo abrirá sus puertas en abril, de momeno bajo gestión municipal. Clos también manifestó, en una entrevista a Catalunya Ràdio, que dentro de unos meses convocará un concurso de ideas para traspasar su gestión y también comentó que Chupa-Chups "cuenta con una ventaja moral" ya que fue la firma que se adjudicó el parque en la subasta. Dijo también que ese grupo empresarial tiene una clara idea "muy barcelonesa" para gestionar el espacio. Clos confirmó que el Tibidabo tiene más novios, como el grupo del financiero Soros, la danesa Lego y unos estudios cinematográficos de Califoria.

Clos subrayó que quiere que se recupere el espíritu con el que se abrieron las instalaciones y que el Tibidabo sea un parque familiar, especializado para niños de 9 meses a 9 años. "Queremos un parque pensado para estar un día, que valorice su museo de autómatas, los espejos, el tren de la bruja y el avión. Un parque figurativo, no de máquinas modernas, desde donde se pueda admirar Collserola; un parque respetuoso con la naturaleza", apuntó.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS